EL DICHO SE IMPONE.

Los grupos automotrices mundiales PSA (Peugeot, Citroen, DS, entre las marcas representadas) y FCA (Fiat Chrysler Automobiles) que incluye a marcas como Fiat, Chrysler, Jeep, Ram, Ferrari, Alfa Romeo, Maserati, avanzaban hacia la concreción de un nuevo grupo empresario a nivel global en la industria automotriz, con un potencial de 50 mil millones de dólares.

SpeedAgro

La dinámica de los negocios centrales en el mundo, desde hace años ha adoptado tónicas impensadas en otros tiempos, como se nota en la fusión de grandes empresas que compitieron sin darse tregua.

La noticia de la unión de los grupos PSA y FCA es una muestra más del rumbo fijado, y no sólo en la industria automotriz en el planeta, sino que se ha expandido a otras áreas vitales como alimentación, medicamentos, tecnología, comunicaciones. Representan los cambios estructurales, la nueva era comenzada que parece no tener freno.

Según el comunicado difundido por el Gupo FCA, tanto PSA como FCA planearon «unir sus fuerzas para crear un líder mundial de la nueva era de la movilidad sustentable». Y agrega, «las negociaciones allanan el camino hacia la creación de un nuevo grupo con dimensiones y recursos globales, en un 50% en manos de los accionistas del Grupo PSA y en otro 50 % de los accionistas de FCA».

«En un mundo que cambia rápidamente, con los desafíos de la conectividad, la electrificación, la movilidad compartida y autónoma, la empresa resultante de la fusión aprovechará su fuerte huella en I+D y su ecosistema para fomentar la innovación y afrontar estos desafíos con rapidez y eficiencia de capital», han apuntado desde FCA

Fijate ahora, y prestá atención a algunos detalles de tamaña fusión, como para leer y analizar lo que podrá derivarse a futuro:

• La combinación crearía el cuarto fabricante de autos global más grande en términos de ventas unitarias anuales (8,7 millones de vehículos), con ingresos combinados de casi 170 mil millones de euros y ganancias operativas recurrentes de más de 11 mil millones de euros sobre una base agregada simple de los resultados de 2018, excluyendo Magneti Marelli y Faurecia.

• En principio, la empresa resultante de la fusión tendría en cuenta los márgenes más altos en los mercados donde operaría, en base a la fortaleza de FCA en América del Norte y América Latina, y del Grupo PSA en Europa.

• La fusión combinaría las fortalezas de las respectivas marcas de ambos grupos en los segmentos lujo, premium, vehículos de pasajeros convencionales, SUV, camionetas y vehículos comerciales ligeros, haciendo que juntas sean más fuertes.
• La empresa resultante de la fusión combinaría las amplias y crecientes competencias de ambas compañías en las tecnologías que están modelando la nueva era de la movilidad sostenible, incluyendo la propulsión eléctrica, la conducción autónoma y la conectividad digital.

• Sinergias anuales proyectadas se estiman en aproximadamente 3,7 mil millones de euros sin cierre de plantas como resultado de la transacción. Estas estimaciones de las sinergias no se basan en el cierre de ninguna planta. Se estima que el 80 % de las sinergias se lograrían después de 4 años y su costo fue estimado en 2,8 mil millones de euros.

• Equipo de gestión conjunto altamente respetado y reconocido por su excepcional trayectoria en la creación de valor y éxito comprobado en combinaciones de negocios anteriores.

• El Consejo de Administración de la empresa matriz holandesa tendría una representación equilibrada y una mayoría de consejeros independientes. John Elkann como presidente y Carlos Tavares como director general y miembro de la Junta.

. Las negociaciones, en su último tramo, van a dar lugar a un nuevo grupo con dimensiones y recursos globales, un 50% en manos de los accionistas del Grupo PSA y el restante 50 % de los accionistas de FCA. En un mundo que cambia rápidamente, con los desafíos de la conectividad, la electrificación, la movilidad compartida y autónoma, la empresa resultante de la fusión aprovechará su fuerte huella en I+D y su ecosistema para fomentar la innovación y afrontar estos desafíos con rapidez y eficiencia de capital.

. Los accionistas de cada empresa poseerían el 50 % del capital del nuevo Grupo resultante de la fusión y, por lo tanto, compartirían equitativamente los beneficios derivados de la misma. La transacción se efectuaría mediante una fusión a través de una empresa matriz holandesa y la estructura de gobierno de la nueva empresa se equilibraría entre los accionistas, y la mayoría de los consejeros serían independientes.

. El Consejo de Administración estaría compuesto por 11 miembros. Cinco miembros del Consejo de Administración serían nombrados por FCA (incluido John Elkann como presidente) y cinco serían nombrados por el Grupo PSA (incluido el vicepresidente y el director independiente principal) . El director ejecutivo sería Carlos Tavares por el período inicial de cinco años y también sería miembro del Consejo de Administración.

¿Cómo repercute en la Argentina?

. Fiat Chrysler Automobiles y el Grupo PSA (Peugeot-Citroen-DS), en nuestro país pasará  a ser la automotriz con más capacidad de producción.

. El Grupo FCA dispone de la planta industrial en Ferreyra (Provincia de Córdoba), donde es fabricado el Fiat Cronos. La capacidad de producción es de 100 mil unidades al año.

. PSA cuenta con su planta en El Palomar, provincia de Buenos Aires. Desde allí salen el Peugeot, 308, 408 y Partner y por el lado de Citroen, Berlingo y C4 Lounge.

Así que, entonces, mirá el nuevo gigante global automotriz que se viene. Se trata del mundo diversificado y con el futuro a las puertas que vivimos.

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre