NO TUVIERON PUDORES tanto Juan Manuel Silva como Emiliano Spataro en reconocer y asumir los riesgos del Dakar. “Es la carrera más peligrosa del mundo y eso lo sabemos antes de correrla , por eso tomamos los accidentes como una cuestión lógica de su alta peligrosidad”, coincidieron ambos, palabras más, palabras menos, ante distintas situaciones vividas, especialmente por el Pato con su espectacular vuelco. Además lejos de pensar en no correrla más, ya están planeando en volver el año que viene.

Ahora bien, estos muchachos ¿no son los mismos, entre otros, que en nuestro automovilismo vernáculo se han pronunciado en contra de volver a correr en el óvalo de Rafaela, por considerarlo peligroso ?. ¿En qué quedamos estimados?.

SpeedAgro

Emiliano tiene su particular explicación y se la dio a Visión. “El Dakar es una vez al año y si te pasa algo, tenes tiempo para recuperarte. El problema del automovilismo nacional es que hay carreras muy seguidas y  si en un accidente te  rompes una pierna o un brazo, estás varias semanas para recuperarte, te perdés unas cuantas carreras y quedas fuera de la posibilidad de pelear los campeonatos. El Dakar te da más tiempo y encima este año todavía más porque hay dos meses entre que termina y el comienzo de la actividad nacional.”

Te entendemos Emi, pero también para que enfrenten el riesgo y no lo cuestionen empuja la trascendencia que  da el Dakar, que en sus dos semanas supera  la que durante toda una temporada tienen algunas categorías nacionales. Esto sin olvidar el rédito económico, muy lógico por cierto, que es otro motivo de la incursión de pilotos más habituados a las categorías pisteras que  a las de cross country. A propósito se desplegó a pleno en el Renault Duster, en la penúltima etapa concluída en Rosario, y la completó con un 3º puesto que lo puso eufórico a el y a los del Rombo.

Por encima de todo, esto, valga el aplauso para lo que Emiliano hizo en este Dakar sobre la Duster construída en Sudáfrica. De no haber mediado el retraso de la séptima etapa por la rotura de la parrilla de suspensión podría haber llegado entre los diez primeros. Igual ¿quién podía imaginar, antes de largar, que le iba a ganar etapas a Stephane Peterhansel, monsieur Dakar?.

Por el equipo de Visión (Especial desde Rosario)

Foto: Mónica Paz.

VisionAuto

6 COMENTARIOS

  1. Esta bien dicho en la nota: el tema no es la peligrosidad o no de Rafaela, un circuito en el que se corría hace mas de 40 años y nadie se asustaba. Los problemas son numerosos: DON DINERO, la platita, la tarasca, la teca, la guita y alguno mas que me olvido.
    Consejo a Peón? Ponele un millon de pesos al ganador y escalas descendentes de premios hasta los diez, y vas a ver como se termina el cuento de la seguridad…

  2. Gente, ¿cuantos muertos en autos en el Dakar tenemos en las ultimas ediciones? La seguridad de los autos va acorde al riesgo de la carrera, si quieren correr en el Ovalo, tanto la categoria como los equipos tendrian que poner mucha plata para preparar bien los autos y los equipos para el desafio, lo que plantean en esta nota es equivalente a pedir que se repita la carrera de codegua en Chile, los Ovalos para los yanquis.

  3. Cuando se corre en un callejero, se utiliza un esquema de seguridad universalmente aceptado para el circuito, y nadie lo discute, se lo cumple a rajatabla .- En ovalo, Rafaela está muy , pero muy lejos de tener una seguridad parecida a un circuito de USA, que es el standard a tener en cuenta .- No existen las dobles barreras deformables, el interno del circuito no está despejado y alisado, para empezar a hablar.- Ni Rafaela , ni el STC 2000, que es una categoría pobre (escuchar a los directores de equipo quejarse porque un auto tiene un golpecito..) tienen los recursos para afrontar este desafío. Basta de vender humo con esto.-

  4. hago una pregunta la DUSTER en realidad que tiene de producto nacional como se la vendio si todo se construyo en sudafrica?

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre