EN LAS 6 HORAS DE SPA, la segunda fecha del Mundial de Endurance Sport, un auto revolucionario fue escolta en su debut en las pistas.

Se trata del Audi R18 e-tron quattro, el primer auto híbrido en competir en un torneo de este tipo y en una carrera de la significación de ésta. Con el motor V6 diesel que equipa al último ganador en Le Mans, de 510 HP y que hace traccionar al tren trasero, más un sistema de recuperación de energía basado en dos volantes inerciales que almacenan energía de frenado y alimentan dos motores eléctricos, uno para cada rueda delantera, a partir de los 120 km/h, en aceleración. En ese momento, el auto se transforma en un tracción integral, como un coche de rally, pero mucho más potente.

SpeedAgro

El nuevo modelo de la casa de los cuatro anillos casi sorprende, porque al cabo de la primera hora estaba haciendo el 1-2, cuando la pista estaba húmeda y la tracción integral hacía maravillas. Finalmente, con el piso secándose, el nuevo R-18 Ultra -una versión mejorada del R-18 que viene de ganar las 12 Horas de Sebring, la primera prueba del Mundial- se llevó la victoria, con el trío Romain Dumas-Loic Duval-Marc Gené.

Fue 1-2-3-4 para la casa alemana, con la particularidad de que el 2º y el 4º puesto lo consiguieron los modelos híbridos. Los ganadores de Le Mans 2011, Marcel Fassler, André Lotterer y Benoit Treluyer, llevaron al segundo lugar al e-tron quattro.

Los coches de Fórmula 1 utilizan el sistema Kers que permite recuperar energía de frenado, y particularmente el que utiliza Williams está basado en el mismo principio de volante inercial que éste de Audi. Pero los coches híbridos representan un paso más allá en el concepto del ahorro de energía, y la utilización de motores eléctricos los diferencia claramente de los F-1.

Audi se enfrenta ahora a la posibilidad cercana de ganar las próximas 24 Horas de Le Mans, el mes que viene, con este modelo, habiendo sido la primera casa en conquistar el clásico francés de la larga duración con un motor diesel. El más fuerte rival será, precisamente, su propio R-18 Ultra.

Retirado intempestivamente Peugeot del Mundial de Endurance, quedó Toyota como única alternativa al dominio alemán. Pero los japoneses no pudieron estrenar su TS030que también es híbrido, pero almacenando energía de frenado en un supercapacitor– en la competencia belga, con lo que implica hacer debutar un coche en las exigentes 24 Horas.

 

El Oreca Nissan del Pecom Racing, en los boxes de Spa

En las 6 Horas de Spa hubo también participación argentina: mientras lo condujo el francés Soheil Ayari, el Oreca-Nissan del Pecom Racing lideró la clase LMP2, pero con Luis Pérez Companc al volante el coche perdió posiciones y los dramas continuaron con el alemán Pierre Kaffer al volante. Terminaron décimos en su clase y 25º en la general, con 139 vueltas, 21 menos que el Audi vencedor.

 Por el equipo de VA

 

 

Jeluz | Productos Eléctricos

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre