MARIO ANDRETTI, DE LA RAZA DE LOS DISTINTOS

Nacido en Montona, ciudad de la península de Istria el 28 de febrero del ´40, que por aquellos años formaba parte de Italia y en la actualidad se llama Motovun y pertenece a Croacia. Después de la Segunda Guerra Mundial, Istria pasó a formar parte de Yugoslavia y su familia, como tantos italianos huyeron en 1948 y pasaron los siete años siguientes en un campo de refugiados, hasta que la familia Andretti logró afincarse en Nazareth, Pennsylvania, EE. UU, donde vive en la actualidad.

Llega caminando tranqui a la oficina de Firestone en el óvalo donde se iban a correr las 500 Millas de este año, el trabajo fluye. Mario es hombre imagen de la marca de neumáticos. Nos acomodamos con Mauro Feito del programa P1 que va por El Garage, gestor de la entrevista exclusiva, y el ida y vuelta comienza a fluir. Andretti habla, se explaya, se mete en la charla; queda patentizado que es un peso pesado en la historia del automovilismo, lo avala su vasta y tan exitosa trayectoria.

SpeedAgro

Andretti ganó en todo lo que corrió, y alcanzó su punto culminante al coronarse campeón mundial de Fórmula 1 en 1978, por la máxima pasó por Lotus, March, Ferrari, Alfa Romeo y Williams. Mario dejó su sello al ganar las 500 Millas de Indianápolis (1969), las 500 Millas de Daytona (1967) y como te decimos en F-1 (1978), además de las 24 Horas de Daytona, tres veces las 12 Horas de Sebring con prototipos y ganó su clase (WSC) en las 24 Horas de Le Mans de 1995. A su vez, en la serie CART (actual Indycar) se coronó campeón en 1984 con el equipo Newman Hass, lo mismo que en la desparecida International Race of Champions, partició en seis temporadas y ganó el título 1978. Comenzó a correr en 1959 en Stock Car en EE. UU y cerró su campaña en F-1 en el Gran Premio de Las Vegas en 1982 con una Ferrari.

Andretti. un diálogo que atravesó varios temas y reflejó su estatura de gran campeón.

-Mario, es reconocido en el mundo, su nombre ha trascendido al automovilismo, ¿como lo vive?

-Antes que nada, me siento muy bendecido por haber podido tener una carrera larga, y expandir mis horizontes a todas las diferentes categorías que participé. Corrí en los seis continentes y amo las carreras, en cada una de ellas al menos viví grandes momentos que podrás ver y fue desde 1959. Anduve por muchos lados e hice un montón de fanáticos, no tengo preguntas que hacerme sobre mi vida en el automovilismo. Eso sí, tengo en claro que los fanáticos son la base de este deporte, no existiríamos sin fanáticos, me encantan todas las emociones que experimentás con ellos, y siempre te dan tanto, te animan y te desean buenas cosas, es muy bueno algo así.

-En la Argentina también ha cosechado muchos seguidores, simpatizantes.
-He corrido en Argentina varias veces, tu país quiere mucho a la Fórmula 1, también he competido en Buenos Aires en carreras de autos sport, y por suerte he logrado tener un montón de fans que aún me escriben desde Argentina. Así que no importa adonde vayas por el mundo; sé que me conocen en el mundo sea o no por la F-1 o por las carreras especiales en las que corrí, como pueden ser las 500 Millas de Indianapolis. Recuerdo que cuando gané Indianapolis en 1969, recibí una carta de un admirador de la región del Tíbet. ¡No sabía que las noticias sobre las carreras llegaban a esa parte del mundo”, eso habla de lo global que son las 500 Millas, y lo importante que era para nosotros los pilotos estar aquí para cada uno y desde ya, tratar de ganar esta carrera.

“CON CARLOS (REUTEMANN) ERAMOS MUY BUENOS AMIGOS”

-También en la Argentina es recordado por su gran trayectoria y porque fue compañero de Carlos Reutemann en Lotus, en una de las épocas doradas de la F-1 cuando compartieron el equipo de Colin Chapman.
-Sí, estuve con Reutemann, fue mi compañero de equipo durante un año y medio, fue un piloto muy rápido; no sé porque perdió aquel campeonato del mundo de 1981. Estaba muy fuerte ese año, pero bueno no pudo ser campeón aún siendo un gran piloto. Diría que eramos muy buenos amigos, tengo un gran respeto por él, reitero era muy, muy rápido, y como digo aún no puedo creer que haya perdido el campeonato del ´81 con Williams cuando tuvo como compañero a Alan Jones. Fue uno de mis mejores compañeros de equipo contra los que tuve que correr!. Carlos era un piloto de calidad, uno de los pocos que deberían haber sido campeón del mundo como Stirling Moss por ejemplo, del mismo nivel. Tenía la calidad para ser campeón, sin dudas.

Con el Lole en los tiempos que compartieron el equipo Lotus.

-Hace pocos años, atravesó problemas de salud, incluso fue operado en EE. UU y permaneció un tiempo en el país.
-Oh!, no lo sabía; bueno espero que se encuentre bien, tuvimos una buena relación, hemos sido amigos.

-¿A que se debe que resulte tan difícil ganar las 500 Millas de Indianápolis?, las ganó una sóla vez y fue segundo en dos ocasiones?
-Je!, si conociera cual es la fórmula para poder ganarlas, la embotellaría y la vendería!. Las 500 son difíciles y, a veces, sin ninguna razón en particular... He liderado esta carrera más de cuatro veces que otros que las ganaron entre los que han estado mi hijo Michael. Si se hubieran sido 400 Millas (por el lapso de la carrera en que las punteó) las habría ganado seis veces, tendría que haber pedido que se corrieran 400 Millas, je!. Soy el tercero en la historia con más vueltas lideradas, he estado en la punta durante más vueltas que tres de los cuatro más ganadores de todos los tiempos. He estado ahí, muy cerca, y es todo lo que tengo para mostrar. Insisto, si la carrera hubiese sido a 400 millas la ganaba en seis ocasiones. Por eso hay que entenderla, las 500 son una carrera muy larga, es difícil explicar las razones para ganarlas…

-Con su experiencia en F-1 y en Indycar, y después de haber corrido en los más diferentes circuitos y categorías, ¿a que piloto considera más completo, al que corre en IndyCar con óvalos y circuitos o a los de F-1?
-Me gustan ambos; ahora bien, lo que me encanta de la serie Indycar es que como piloto para poder decir que salís campeón de esta serie, tienes que ser un corredor completo y obtener resultados en los super óvalos, en óvalos cortos, en circuitos normales, en los callejeros, y esto es lo que siempre ha hecho atractiva a Indycar. Yo amo la Fórmula 1, no tengo dudas sobre lo que estoy diciendo, pero en lo que es estrictamente como especialidad de carreras, para competir en Indycar, el piloto debe ser más completo. Todo lo que hay que hacer, es preguntarle a algunos de los pilotos de Fórmula 1 que han competido en óvalos y dirán el desafío que significa.

-¿Que tipo de autos han sido sus predilectos para correr?
-Los monoplazas siempre serán mi especialidad, yo he manejado prototipos, autos deportivos, de NASCAR, pero los monoplazas como los de Indycar o F-1 definitivamente han sido mi especialidad, y lo que me encantó conducir. Claro, también
corrí las 24 Horas de Le Mans y me gustó mucho, lo hice primera vez en 1966 y mi última vez fue en 2000. Una carrera
muy larga, con gran tecnología, diferentes configuraciones de los autos por las características del… Me encantó conducir allí, y quiero aclarar para que sepas bien que en 1995 finalizamos segundos en la general, pero primeros en nuestra clase, así que también gané en Le Mans, je!

-A propósito de los distintos autos de carrera, y si hablamos del presente, ¿que le parece la Fórmula E donde justamente su hijo ha contado con un equipo?
-(serio). Sí, se involucró mi hijo, así es; pero no quiero hacer comentarios sobre esa categoría, “no comment”.

-Antes se daba que pilotos de F-1 corrieran en las Indy 500 y en otras categorías, con el transcurso del tiempo ya no fue posible, sería muy bueno que por ejemplo, así como Fernando Alonso, también los mejores corredores del mundo como pueden ser Sebastian Vettel, Lewis Hamilton estuvieran en las 500 Millas de Indianápolis…
-Sería maravilloso ver el intercambio de pilotos en esta carrera, pero es imposible con la Fórmula 1 porque sabemos que Mónaco se corre el mismo día, con ese choque de fechas se hace difícil. Yo cuando estaba corriendo en F-1 sufría ese problema y extrañaba correr Indianápolis, con ese conflicto con las fechas, es imposible. Lo de Fernando (Alonso) ha sido una situación especial, sabemos que no era muy competitivo con McLaren y el equipo le dio “la bendición” para venir a correr aquí y tener la oportunidad de ser justamente competitivo. De hecho, impresionó a todo el mundo, los fanáticos de Indy lo terminaron amando, el ambiente lo abrazó de una manera que tal vez él nunca esperaba. Y él también fue anduvo realmente muy bien porque estuvo en el equipo adecuado. Y, además, las 500 Millas es la única carrera en el planeta en que permite el lujo de practicar casi 30 horas de práctica, no hay tiempo para aburrirse antes de salir a clasificar!. Cuando alcanzas el momento de la carrera, ya eres casi un veterano y sabes que realmente estás preparado para correr. Y es por eso que si alguien muy bueno viene desde afuera, tiene la oportunidad de pensar y sentir: “sé que es posible que pueda ganar”.

“COLIN CHAMPMAN ENTRÓ EN LA CATEGORÍA DE IRREMPLAZABLES DE LA HISTORIA”

Hablemos de Colin Chapman...
Fuí uno de los afortunados que manejé sus autos, yo estuve con Colin cuando él estaba en la búsqueda constante de soluciones. Si miras, él era un inconformista, siempre buscando nuevas cosas, siempre pensando cómo lo deciamos “fuera de la caja”, no era normal que así sucediera. Y cuando estabas en el momento correcto con él, tenías muy buenas chances de ganar el campeonato. Tuvo en su trayectoria, picos altos y bajos, altos y bajos. Fue realmente muy bueno, siempre experimentando. Lo digo de nuevo, disfruté mucho el tiempo con él, nunca dejaré de decir que mi gran logro en F-1, el campeonato mundial, fue gracias a estar con Colin Chapman. El entró en la categoría de los irremplazables de la historia, habrá sólo un Colin Chapman en mi opinión, un “Maverick” (término viejo en inglés que se refiere a un hombre con iniciativa, independiente, un “rompedor” de reglas, extremadamente inteligente y apasionado del automovilismo). Siempre lo diré, fuí uno de los afortunados pilotos que manejó sus autos y que estuve con él.

En el GP de Alemania del ´78, junto al genial Colin Chapman. (Foto gentileza Getty Images)

-Una de las grandes revoluciones que produjo fue el “efecto suelo”.
-Yo viví el proceso desde el comienzo del desarrollo del Lotus 78, descubrimos el efecto suelo de una extraña manera debido a la forma que se terminaron de diseñar los laterales del auto y la forma del ala trasera y el paso del aire. Luego de algunas pruebas, inicialmente no pensamos que tendríamos un auto con efecto suelo, que era lo que se acababa de desarrollar. Y estuve feliz de ser parte de eso porque aprendí mucho como piloto y de aerodinámia. Y además aprendí a trabajar lo que realmente funciona y a buscar lo que efectivamente sirve. Creo que ese auto me benefició mucho en mi carrera para el desarrollo de autos que posteriormente conocimos.

-¿Cómo fue?
-La primera vez fue como un avión, no sólo te preocupas por el flujo de aire de la superficie, sino también por el flujo que pasa por debajo y una vez que entiendes esa dinámica del aire y como se acelera y crea baja presión abajo, tienes el efecto contrario a un avión, y va para abajo. Cuando más “downforce” tuvimos, más rápido podíamos doblar las curvas. Fue abrir una nueva dimensión en el automovilismo, porque incrementó mucho la velocidad en las curvas, algo increíble.

EL RIVAL MAS DURO

¿Quien fue su rival más duro?
-Mi carrera fue muy larga y no podría nombrar a un rival en particular, fueron muchos. Por cada década hubo un piloto que recuerdas como el más fuerte. Cuando entré por primera vez a la Fórmula 1, estaba Jackie Stewart, cuando comencé en Indycar estaba A.J.Foyt. Y luego hubo otros, pero quiero decir que fue siempre hay un rival destacado, a lo largo de las décadas siempre hay “alguien especial”. Tu sabes, (Niki) Lauda, (Emerson) Fittipaldi, varios más…

-¿Y el mejor piloto?
-Ah!, ha habido muchos, pero no puedo olvidarme de mi gran ídolo, Alberto Ascari, un corredor brillante; tampoco de aquellas épocas de Juan Manuel Fangio y de su amigo Froilán González.

LA MUERTE DE SENNA

-A lo largo de su trayectoria, se produjeron trágicos accidentes en los que murieron pilotos, y posteriormente a su retiro también.
-Sí, el motorsport es así, suele ser muy duro, he sentido mucho la muerte de pilotos, algunos amigos, es así el automovilismo. En particular me afectó mucho la muerte de Ayrton Senna, él fue un piloto brillante, distinto al resto. También sentí mucho cuando murió Ronnie Peterson, compañero en Lotus en el Gran Premio de Italia, en aquella largada en Monza de setiembre del ´78, fue muy doloroso. Repito el motorsport tiene estas cosas muy feas y hay que ser fuerte para soportarlas, yo lo viví más de cerca aún cuando mi hijo Michael se accidentó en Indycar y estuvo a punto de perder las piernas.

Infaltable. Selfie. Feito (P1), Visión y Mario en Indianápolis

-¿Que carrera le gustó más en su vida?.
-Ah!, si pudiera me gustaría “desayunar” en Mónaco, “almorzar” en Indianápolis y “cenar” en Charlotte (la cuna de NASCAR), y también estar en Le Mans. Eso sí, nunca podré olvidarme de mi victoria en F-1 en el Gran Premio de Italia de 1977, fue una de mis alegrías más inolvidables.

Y al otro día, ir a la Argentina y comerse unos sabrosos bifes de carne!
-Oh!, sí claro; iría para allá, me gusta mucho la Argentina y la carne, jaja!

-Y de paso saludarlo a Reutemann.
-Sí, por supuesto, ¡Reutemann presidente!

Fotos: visionauto y programa televisivo P1

VisionAuto en Instagram

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre