AH!, TAN, TAN, FELIZ quedó Nasser Al-Atiyah por haber ganado su segundo Dakar…

Y bueno, el Príncipe de Qatar parece que hizo un gran esfuerzo pero con mucho gusto.

Rompió el chanchito y habría comprado unos 9 relojes Edox para regalarselos a sus mecánicos. El Edox Chronodakar Limited Edition, cronometrador oficial del Dakar 2015, de los que sólo se han hecho 1000 ejemplares para todo el mundo.

SpeedAgro

 

Marchen 9 joyitas!

 

El exclusivo “aparatito” con caja de titanio, 45 mm de diámetro, esfera negra en fibra de carbono con números e indicadores en color verde, cristal de zafiro resistentre a todo, malla de caucho negro asemejándose a un neumático y sumergible hasta 100 metros abajo del agua, cuesta cada uno alrededor de 1800 dólares…

Ah!, antes de largarse el Dakar, Nasser quien si hablamos de problemas de billetera no tiene, había dicho que sueña con que la Fórmula 1 corra finalmente en Qatar, pese a la resistencia de Bahrein y Abu Dhabi, “tal vez en 2016“. Y se preguntó luego, “¿si pienso ayudar aportando algo de dinero?, ¡por supuesto!”. Además, en un gesto para resaltar, se comenta sobre una donación suya de 100 mil dólares a una escuelita bien humilde de Jujuy, por donde pasó corriendo y se tomó unos minutos para bajarse y sacarse fotos con los chicos.

Por el equipo de VA
Foto: Prensa Edox

VisionAuto

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre