EL MISIL QUIERE SEGUIR EN EL TC

Pasó Nochebuena, pasó Navidad. Llegó fin de año, pasaron los Reyes. Pasó un mes desde el cierre del torneo 2018 del TC y, al fin, Matías Leonardo Rossi prendió su teléfono celular.

SpeedAgro

Aquel día inestable, el 9 de diciembre en San Nicolás, el Misil pronunció la frase que, al cabo, resultaría la más llamativa de la temporada, una frase que, en definitiva, le valió una fuertísima sanción de la Comisión Asesora y Fiscalizadora (CAF) de la ACTC: dos fechas y una multa de 200 mil pascualitos.

Rossi ni siquiera fue a declarar: después del tuit explosivo prácticamente se borró, y los llamados que recibió en su celular no despertaron eco alguno. Su despedida de año, a través de las redes, fue protocolar, pero eludió la cuestión caliente, cuando a esa altura muchos se preguntaban qué sería de su vida profesional en 2019.

Bueno, ya pasaron las fiestas, el año arrancó algo más tranquilo que como había terminado, con un dólar relativamente calmo y una baja mínima del riesgo país y, ¡oh, sorpresa!, el celular se encendió. El silenzio stampa se mantiene, pero el Misil devolvió algunos llamados en fuentes de crédito. Y en ciertos oídos dejó una certeza:

-Voy a apelar la sanción.

El Tribunal de Apelaciones de la ACTC, que atiende en la calle Bogotá, está en estos momentos, como te imaginarás, con el balde y la palita a la orillita del mar, dónde corre más viento… Pero dadas la circunstancias, se tomó la apelación del campeón del 2014 y van a citarlo para escuchar su descargo.

¿Qué va a pasar luego? El Tribunal tomará una decisión antes de la primera fecha del año, prevista para Viedma (Río Negro), el domingo 10 de febrero. Falta un mes todavía para eso, pero calculale, entonces, que el martes 5, a más tardar, tendría que salir la determinación respecto a la apelación del Misil.

Foto: matirossi.com.ar

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre