OTRA DECEPCIÓN.

Si el Súper TC 2000 esperaba con entusiasmo su visita al moderno Villicum, para levantar su imagen con un espectáculo atractivo, el análisis sincero lo llevó a concluir que estuvo muy lejos.

El Fiat de Werner golpea al detenido Renault de Ardusso en la primera largada. Ambos pilotos salieron ilesos pero no pudieron volver a largar.

Es cierto, no hubo un nuevo doblete de Renault, pero el 1-2 que Toyota marcó con Matías Rossi y Julián Santero tuvo la misma contundencia y aniquiló el interés de la carrera más allá de los dos Toyota circulasen separados por pocos metros en una imagen que no fue la real de competencia. Es que nadie, con el mínimo conocimiento de las carreras, imaginaba que Toyota pondría en riesgo un seguro 1-2 que necesitaba, como reconoció su director Darío Ramonda, para facilitar la lucha abierta entre sus pilotos.

SpeedAgro

“No sé si tenía para pelearlo a Matías y eso es lo que me da un poco de bronca” fue la espontánea confesión de Santero que tácitamente reconoció la orden. Más políticos, tanto Rossi, como su jefe Ramonda, se escudaron en el conocido argumento de que “la prioridad es que gane el equipo” Todo esto no le quitó merecimiento al doblete de Toyota, que confirmó que por ahora es el único equipo en condiciones de darle lucha a Renault en el camino del rombo a su tercer título consecutivo.

El Renault de Ardusso quedó en posicion invertida tras el fuerte impacto. Según los técnicos del equpo será difícil recuperarlo de los serios daños.

Igual la pobre carrera no fue lo peor. La disconformidad de algunos equipos con las variantes técnicas implementadas para esta temporada motivó el sábado una extensa (4 horas) reunión entre los responsable de equipos, donde según quienes escucharon, hubo voces que se alzaron y hasta facturas de tiempos idos que se pasaron.Todo esto en medio del Renault hizo la plancha” escuchado luego de la pobre clasificación de los pilotos del rombo. Por supuesto, tanto Marcelo Ambroggio, como el directivo Alejandro Reggi, y los pilotos la negaron, pero la sensación estuvo rondando los boxes de Villicum.

A todo esto se sumó el espectacular choque en la largada entre Ardusso y Werner, que también comprendió a Yannantuoni, al quedarse detenido el Fluence del bicampeón. “No me entró la primera” contó Facu, afortunadamente ileso, igual que sus colegas, de un accidente que pudo haber tenido mayores consecuencias de haber tenido la categoría un parque más abundante que los 17 autos que presentó por tercera fecha consecutiva .Al menos esa escasez tuvo un efecto positivo.

No hubo orden de equipo para que Milla le cediese el tercer puesto y Pernía se tuvo que conformar con el cuarto. Igual se mantiene al frente del campeonato con 58 puntos y 21 de ventaja sobre Santero, su nuevo escolta.

El accidente preocupó primero y luego con mayor tranquilidad llevó a pensar en la verdadera convicción de los responsables de la categoria sobre las partidas detenidas al ordenarse la nueva largada en movimiento y en fila inida…. Una tremenda desprolijidad que buscó salvar la carrera. No es jurtificativo.

Hasta esta fecha de Villicum, el Súper TC 2000 había entregado pobres espectáculos en la pista pero sin evidenciar grandes falencias técnicas. Esas mismas que surgieron en el circuito sanjuanino, no sólo por lo que pasó en la primera largada sino también por esa escasa confiabilidad que se vió en la decena de autos que apenas terminaron la carrera sobre los 14 que se alinearon en la segunda y definitiva grilla luego de las bajas de Ardusso, Werner y Yannantuoni. Coincidentemente  todas estas falencias aparecieron en uno de los mejores y exigentes circuitos. Tal vez esa exigencia, mayor que en los conocidos Cabalén y Roca que transitó en las fechas anteriores, dejó en evidencia el apresuramiento con el que el Súper TC 2000 encaró la compleja etapa de su gran cambio técnico sin la preparación, el conocimiento y experiencia previa adecuadas que se necesitaban pero que hubiesen demandado un tiempo mayor que los cinco meses que mediaron entre el anuncio del cambio y su concreción. Un tiempo mayor que no se correspondía con las urgencias de las presiones e intereses para arrancar con esta nueva etapa.

Todos tuvieron motivos para sonreir. Rossi porque volvio a la victoria en el Super luego de casi un año, Santero y Milla, por sus respectivos retornos a los lugares del podio.

“No me gusta amenazar y por eso vamos a seguir en la categoria, pero hay que cambiar varias cosas y rápido, porque si seguimos así en la quinta fecha ya está decidido el campeonato” alertó Jorge Rizutto, coordinador de Fiat quien hasta postuló la creación de un play off, para al menos emparejar chances  deportivas en el campeonato.“La categoría tendrá que modificar algo” soltó Ulises Armellini, con la bronca de ver a dos de los Fiat de su equipo (Werner y Yannantuoni) dañados en el choque de la largada.

Por encima de la diversidad de matices de las situaciones, está claro que el Super TC 2000 no viene transitando el camino esperado. Ojalá lo encuentre el  jueves en la reunión que juntará a los distintos sectores participantes en la categoría.  .

 

Fotos: Prensa Súper TC 2000 y twitter Cejas.

 

2 COMENTARIOS

  1. que mentalidad comunista que tenemos. como los demás andan mejor que yo le pido a papi que me ayude a alcanzarlos. en vez de premiar al que se lo merece lo premiamos al que se equivoca. y encima salimos a decirlo públicamente, ponemos en duda el trabajo de los que me ganan y amenazamos con llevarnos la pelota y suspender el partido. la historia de los últimos 70 años. no tenemos cura.

  2. Pesima carrera de super tc 2000….igual que la primera pero con otra marca…
    encima de que son 2 autos que pelean y le sacan 10 segundos al resto….santero nunca lo ataco, mostrando los 2 autos toda la carrera? que estamos mirando?? una carrera de regularidad o publicitaria?
    El TN sigue siendo la numero 1 lejos….

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre