ES EL INTEGRANTE EXOTICO del equipo Citroen, campeón mundial de autos de Turismo. Y dueño de una historia interesante.


“Yo tenía siete años y mi hobby era el pool. Me encantaba. No jugaba a otra cosa. Hasta que mi padre me llevó un día a una pista cercana de karting, recién inaugurada. Ví lo que era y me asusté, de verdad, me atemorizó la posibilidad de un accidente; mi padre se enojó: ‘sé hombre’, me dijo. Me lancé. Y una sola vuelta me bastó para enamorarme del automovilismo”. Casi que de carambola el chico que amaba las carambolas del paño verde pasó a generarlas con un volante, tal como se lo relató a VA: en Nurburgring -la última cita del WTCC- casi completa una, cuando perdió la cola de su Citroen C-Elysee y por poco arrastra a José María López en la pirueta.

Ma Qing Hua, Pechito López y Mehdi Bennani.

 

A Ma Qing Hua, Pechito lo llama “el chino Ma”, para simplificar. Su nombre se pronuncia así: “Ma-chin-hua”. “Vivo en Europa y me muevo cómodamente, porque crecí en Shanghai, dónde se mezclan todas las nacionalidades; me gusta probar diferentes culturas” cuenta mientras confiesa que de nuestro país lo que más le gustó fueron… “las empanadas”. A fin de año, @MaQinghuaf1 cumplirá 28 y su objetivo es “pelear el título. Es un objetivo real, sí. Sé en qué equipo estoy, qué compañeros tengo, pero sé también que puede haber sorpresas” dice en su inglés pausado pero seguro. “Pechito va muy bien” opina.

Como López, Ma estuvo a punto de subirse a un Fórmula 1: durante 2012 fue piloto reserva de la fenecida HRT, un año después de haber ganado el campeonato chino de Turismo. “Soy un piloto más pensante que atrevido… digamos que un 60 por ciento pensante. Me gusta trabajar las estrategias” confiesa.

Siendo el país más poblado de la Tierra, China no ha producido grandes pilotos y Ma posee una explicación para ello: “El gran proceso de industrialización de China se vivió en las décadas recientes y especialmente en los últimos 15 años, con una gran producción intensiva de automóviles, pero esa es la razón por la cual el automovilismo es relativamente nuevo en mi país. El Grand Prix de Fórmula 1 hizo mucho para popularizar las carreras de autos, para generar entusiasmo”. LO que puede el mercado: aún sin tantos fanáticos, a China van la F-1, el Mundial de Endurance, el WTCC, el DTM hace exhibiciones… Hasta la competencia interna aumentó. “Tenemos más torneos ahora, más sponsors, pero para nosotros, en el nivel en el que estamos es mucho más fácil correr autos de Turismo que F-1”.

Acaso llegó demasiado pronto al automovilismo para cumplir un sueño tan grande: “En el corto plazo es imposible que China tenga un piloto de Fórmula 1, será un proceso que tomará de 8 a 10 años”. ¿Archivó ya ese sueño? “Nunca cierro la puerta, ésta del WTCC es una buena chance para mostrarme”.

 

El chino en Nurburgring: terminaría mal...

 

Para Ma “los F-1 son los autos más sexies del planeta, pero también es cierto que los autos del WTCC son potentes y rápidos, excitantes para conducir. Se ha hecho un buen torneo –asegura- El WTCC le da la chance a todos los pilotos de pelear por algo. La F-1 es una competencia más estratégica, en la que poseen mucho peso los equipos, los motores, no tanto los pilotos”.

Después de haber pasado unos días en Shanghai con amigos y familia, Ma llega este fin de semana al Moscú Raceway, la misma pista en la que el año pasado se transformó en el primer piloto chino en ganar una competencia por un campeonato mundial de la FIA. Este año, ya como cuarto integrante del equipo oficial de Citroen, se subió al podio en Marrakech. “Es un año de alzas y bajas” para él, dicen en el equipo. Está quinto en el campeonato. ¿Quién sabe? Por ahí fabrica otra carambola… Las carreras del domingo comenzarán a las 6:15 y 7:25 (hora argentina).

Por P.V.

Fotos: @MaQinghuaf1 y Citroen Racing

 

 

-publicidad-

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre