CAMBIO DE RECORRIDO.

Para mantener en interés, una refrescadita no viene para nada mal. Por eso, el Dakar 2022 viene con cambios en su recorrido y más arena. Además de la inclusión de la categoría T1-E, reservada a prototipos experimentales con emisiones de carbono reducidas. El horizonte para poner fin a los motores de combustión en los automóviles participantes se sitúa en 2030.

Los pilotos y tripulantes del Dakar descubrieron Arabia Saudita en 2020, se familiarizaron con sus territorios en condiciones particulares en 2021 y continuarán con la exploración en 2022. Un simple vistazo al mapa del país invita a los amantes de los espacios abiertos a adentrarse en el Empty Quarter (el Lugar Vacío), un desierto inmenso como el tamaño de Francia, extendido por el sudeste saudí.

Es la apuesta aceptada por David Castera al proponer dirigirse en esa dirección, en un recorrido con más arena todavía en el que, por ejemplo, habrá tres etapas donde los vehículos no perderán de vista las dunas en ningún momento. Por lo tanto, la competición se basará en la travesía y navegación fuera de  los senderos, mientras que los descalabros en el cronómetro no deberían venir por pinchaduras en serie, como las sufridas por participantes en etapas pedregosas.

En el marco de esos ajustes introducidos para equilibrar la balanza en el capítulo de la navegación, se integrará el  roadbook electrónico para todas las tripulaciones de las categorías de autos, SSV y camiones, mientras que en motos y quads habrá una versión disponible para los pilotos de élite. En particular, la edición de 2022, servirá de punto de partida para un plan que consiste en conseguir que la propulsión de todos los autos en carrera provenga de energías alternativas desede ahora a 2030.

La desaparición de los motores a combustión seguirá un calendario progresivo, sometido al desarrollo tecnológico y pasará en primer lugar por la creación de la categoría T1-E, abierta a prototipos con bajas emisiones de carbono. Los fabricantes han puesto manos a la obra, para desarrollar esos vehículos y llevarlos al máximo nivel competitivo, empezando por el compromiso de Audi a partir de 2022. El mundo eléctrico se lanza al asalto del Empty Quarter.

Para la segunda edición del Dakar Classic, que el pasado mes de enero despertó mucho interés, se introducirán algunos ajustes en el reglamento. La regularidad ya no será el único criterio de evaluación. En algunos tramos, en torno al 20% del recorrido, únicamente se juzgará la navegación: con el cronometro detenido, lo que restará puntos serán los kilómetros recorridos.

 

Fotos: prensa Dakar.

-publicidad-

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre