DE UN LADO A OTRO

El ritmo de vida de Ricardo Juncos es vertiginoso, más aún en la época del año que se atraviesa, en la que definir planes para el año que viene es una de las prioridades.

Hace unos días se subió otra vez a un avión, para viajar a Road Atlanta, Georgia, para ver la fecha de IMSA, como para afinar detalles de la participación del Juncos Racing en la serie en 2019 que va a comenzar con las tradicionales y famosas 24 Horas de Daytona entre el 24 y 27 de enero, apertura del calendario y porqué no, la carrera más importante de la temporada de IMSA.

El argentino en su complejo de primer nivel en Indianápolis.
SpeedAgro

“Para nosotros representan el primer desafío las 24 Horas de Daytona en nuestro desembarco en la serie IMSA junto a Cadillac”, le dice Juncos a visionauto desde Indianápolis donde vive junto a su familia, y donde cuenta con el moderno complejo de su equipo. La incorporación del Juncos Racing a la serie IMSA, se suma a la que mantendrá en Indycar, Indy Lights y Pro Mazda donde con el holandés Rinus Veekay, consiguieran el título 2018 (cuarto para el Juncos Racing)

La aceitada vinculación de Juncos con General Motors (GM) de EE. UU. a partir de la haberse sumado a IndyCar en 2017 con los motores Chevrolet, se extendió y ha derivado en la incursión en la serie IMSA con el Cadillac, como sabés marca perteneciente al conglomerado GM.

Cadillac fue mencionado y ocupó espacio en medios argentinos hace poco, ante la prueba que hizo Agustín Canapino en el simulador de Dallara ubicado en la sede que la empresa dispone en Indianápolis, a escasa distancia del circuito y del complejo de Juncos en la ciudad de las 500 Millas.

Acerca de la comentada posibilidad que el Titán pueda correr para el equipo de Juncos en las 24 Horas de Daytona, como parte del plantel de los cuatro pilotos que se encargarán de tripular el Cadillac de la clase mayor DPI, Juncos ha comentado a vision,estamos trabajando a full para llevar adelante todo lo que tenemos planificado para el año que viene, en lo que respecta a Agustín, como he dicho, la impresión que dejó luego de su prueba en el simulador fue buenísima, extraordinaria. Desde ya!, ojalá pudiera tenerlo en mi equipo a Agustín, nos demostró que es un piloto brillante”.

La comunicación con General Motors de Argentina que tuvo que ver en la concreción de la prueba de Canapino, quedó entablada a través del propio Agustín en especial, al momento no existen definiciones y como es de suponer, la variable económica juega un rol preponderante. “Veremos si se puede concretar, hay que considerar lo que resuelva GM en Argentina; por mi lado mientras tanto estoy en gestiones con sponsors acá en EE. UU, por supuesto si consigo el respaldo económico, lo invito ya mismo a Agustín; pero al momento eso no me resulta posible”, remarca Juncos.

Una vista general del cuartel central del Juncos Racing.

Sabe el argentino, es consciente y lo transmite, que si hay algo que no sobra es tiempo; “sí, los días pasan muy rápido y la carrera de Daytona se encuentra cada vez más cerca; por eso considero que en dos o tres semanas a más tardar, debemos resolver el plantel de pilotos para correr el auto en Daytona. Ya contamos con uno confirmado, resta acordar con los restantes”, desliza sin mencionar nombres. “Me gusta hacer las cosas con prolijidad y seriedad, por eso coincidimos con la gente de Cadillac que vamos a presentar el auto en mi fábrica a fines de noviembre o principios de diciembre, y en ese momento también anunciaremos a nuestros pilotos, luego nos quedarán unos pocos días para comenzar las pruebas en Daytona, previstas para el 6 de diciembre”.

Juncos con vision, cuando estuvo en Buenos Aires hace poco para conversar sobre la posible llegada de Indycar a la Argentina.

Juncos a su vez, tiene sobre la mesa de su escritorio los planes para Indycar, “también nos encontramos negociando con sponsors y pilotos, en este sentido conversamos con pilotos que ya han corrido en el Juncos Racing como René Binder y Kyle Kaiser, en cada caso podrían hacer dos o tres carreras del campeonato, las 500 Millas de Indianápolis las podría correr Kyle como este año; en cuanto a (Alfonso) Celis jr., (piloto mexicano) quien también corrió este año con nosotros, veo complicado que pueda proseguir, no creo”.

El frente del edificio del equipo que el argentino dispone en Indianápolis.

Para ocupar la butaca del monoplaza de Indycar del Juncos Racing, también ha sido mencionado el uruguayo Santiago Urrutia, “no he tenido contacto con el últimamente, sé que estaba gestionando un apoyo económico en su país; sí, conozco que va a correr los 200 Km de Buenos Aires de Super TC2000, así como Víctor Franzoni que ha corrido con nosotros”. El brasileño compartirá la butaca de uno de los Fluence con Martín Moggia, y ha corrido con Juncos en Pro Mazda (salió campeón 2017) e Indy Lights. Sobre Indycar, Juncos no ha precisado el número de participaciones previstas, “por ahora no es posible determinarlo hasta saber el presupuesto con el que contaremos”.

Fotos: visionauto

 

Jeluz | Productos Eléctricos

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre