UN CAMPEONATO PARA LOS RECARGOS.

Sinfonía en amarillo y negro .Es la que todos imaginaban para la 4ª fecha del Súper TC 2000, con sede en el Autódromo de Rosario, viendo al bicampeón Facundo Ardusso, Leonel Pernía y Matías Milla instalados en los tres primeros lugares de la grilla.

SpeedAgro

“Será  cuestión de  tener ritmo para aguantar la posición y ver si alguna situación de carrera nos permite llegar al podio”, fue la limitada ambición de un siempre combativo Agustín Canapino, como inmediato escolta de los Renault Fluence tras haber dejado atrás a Matías Rossi y Julián Santero. También coincidieron los hombres de Toyota, que iba a ser misión casi imposible hacerle frente a la avanzada amarilla y negra.

Ardusso destacó el trabajo del equipo Renault en la reconstrucción del Fluence, dañado en el choque de la largada de Villicum. «Los mecánicos lo tomaron como un desafio», señaló tras lograr su 11ª pole en el Súpèr TC 2000.

¿Habría orden de equipo? Era la pregunta obvia ante semejante situación de superioridad. Miguel Angel Guerra, director deportivo respondió con un impreciso “vamos a ver…”. No había que ver tanto, porque Milla se bajó de un posible lucha con un lógico, “tengo los pies sobre la tierra y sé que tengo que ser escudero de estos dos monstruos”. Tacitamente Pernia dio a entender que no vería con desagrado el segundo lugar porque “me permitiría sumar muchos puntos”. Y Ardusso, lució avalado por el contundente andar de su Fluence (reconstruido tras la piña de Villicum), la futura imagen triunfal que de concretarse iba a prolongar la racha de poleman de sábado y ganador de domingo, vistas en las tres aburridas carreras iniciales.

Sugestivamente los rostros de Ardusso, Pernia y Milla no reflejaron la total alegríaque pudo suponer un 1-2-3- clasificatorio. No disimularon cierta preocupación ante un resultado, muy positivo para Renault pero contraproducente para el Súper TC 2000, justo en un momento que se busca soluciones para darle mayor competitividad entre los equipos.

“La idea de la categoría con las modificaciones reglamentarias fue hacer un automovilismo más puro, pero no dio resultado porque se dieron carreras aburridas y con equipos muy dominantes”, largó Pernia a visionauto, antes de explicar“me gustaría que no se toque el reglamento, pero si esto sigue así, Fiat y Honda se van a ir a fin de año. Por eso si el Súper no cambia, desaparece y me quedo sin laburo” .

«LOs Renault tiene muy buena tracción y serán muy difciles de alcanzar», anticipó Matías Rossi, conforme con su 5º lugar.

En su verborragía, Pernía trazó un anticipo de los posibles cambios que se venían en el Súper. Una información que desde el mediodía, y luego que terminó la reunión los responsables de los equipos y luego con los pilotos, fue gambeteando Edgardo Fernández, el responsable deportivo y técnico de la categoría.

“Creo que desde la próxima fecha en Paraná (30 de este mes), comenzarán a aplicarse en carrera los recargos para los primeros ocho del campeonato, pero de un campeonato especial que comenzaba en la carrera de Rosario, sin que esto tenga influencia en el verdadero campeonato…”, adelantó Leo sin inmutarse.

“Están muy confundidos”, se escuchó decir en la agradable tarde rosarina, de boca de uno de los referentes del Súper que visten antiflama. Por lo visto no hay dudas.

 

(Especial desde Rosario).

Fotos: Prensa Súper TC 2000.

 

 

4 COMENTARIOS

  1. Lejos la peor categoría del automovilismo argentino. Sin sobrepasos, carreras monótonas y aburridas, sin público y sin ruido.. Y me olvidaba .. Nenes con papis con mucha plata que les pagan butacas en equipos oficiales y los talentosos se dedican a tener el.domingo libre.Un combo espantoso.

  2. Lloran porque no los mirá nadie. No juntan ni 20 autos. Las carreras son inmirables. E insisten con órdenes de equipo? Son despreciables.

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre