PONCE COMPRENDE A GIALLOMBARDO. Gabriel Ponce de León miraba con compasión a Mauro Giallombardo que era ametrallado por preguntas sobre el por qué había entregado ese primer triunfo en el TC, tan ansiado por todo piloto, a su compañero Néstor Girolami. Intuyendo la pregunta, se adelantó en la defensa de su compañero. “No sé porque se extrañan tanto, si esto es normal» largó antes de entregar la mejor parte de sus comentarios. “Si habré levantado para que ganasen otros y ustedes nunca se enteraron…” disparó con el gatillo de los recuerdos en sus primeras épocas en el equipo Berta de TC 2000, junto a Walter Hernández, Daniel Cingolani y Henry Martin. Igual tan mal no le fue a Gabriel que por esos años hilvanó tres títulos, mucho más del único que lograron el Muñeco y Henry, y la frustración que se llevó Walter que llegó para ser campeón y se fue con las manos vacías. Las órdenes de equipo no fueron historia nueva bajo el techo del equipo de Berta de TC 2000. Ya retirado Gustavo Der Ohanessian reconoció que hubiese ganado mucha más carreras y hasta algún título de no haber tenido que trabajar para favorecer a Juan María Traverso en la década del 90, cuando el equipo Renault dominaba a piacere la categoría.

El TC también tiene sus historias de órdenes de equipos que digitaron victorias y hasta campeonatos. Por citar las más importantes, son recordadas las del equipo Ford, dominador en la década del 70. Héctor Luis Gradassi debió resignar un quinto título en 1978 en beneficio de Juan María Traverso bajo la forma de un premeditado abandono en la carrera que en el Autódromo de Comodoro Rivadavia marcó el fin del Gran Premio que hasta ese momento Gradassi punteaba con comodidad. Pícaro, Pirín dejó su Falcon fuera de la visión del Flaco para que éste no supiera de su abandono y siguiera acelerando con el riesgo de romper el motor. Traverso no cayó en la trampa, ganó la carrera y marchó rumbo a su fugaz experiencia europea en la Fórmula 2, con la chapa de bicampeón del TC. Cuatro años antes en Olavarría, Jorge Recalde fue más directo para explicar su abrupta detención en el giro final cuando era amplio puntero. “No, no tuve ningún problema, paré porque tenía que dejarlo ganar a Traverso.” señaló con su conocida parsimonia.

 

Giallombardo le entregó la victoria a Girolami. ¿Tendrá otras chances para ganar? // AIF

Ya más cercano en el tiempo hubo otros ejemplos de pilotos que más que equipos compartían infraestructuras con publicidades y marcas diferentes. Los memoriosos recuerdan los insultos que desde las tribunas del Mouras bajaron el 7 de octubre del 2001 de parte de los hinchas de Chevrolet para Claudio Bisceglia luego de verlo como imperturbable guardaespaldas del Ford ganador de Omar Martínez en la época que ambos convivían en el equipo de Alberto Canapino. Una particular situación que se reiteró en marzo del 2007 en una carrera en el Gálvez, cuando bajo la órbita del JP Racing. Juan Manuel Silva custodió tanto con su Ford al Chevrolet de su compañero Guillermo Ortelli, que terminó siendo superado por Christian Ledesma que finalmente se llevó el triunfo sobre el Chevrolet del HAZ. Fue la gota que desbordó la paciencia de Oscar Aventín, que desde entonces, y en resguardo de la tradición del TC, decidió que un Ford y un Chevrolet no podían compartir el mismo equipo. Hizo bien. Te imaginas lo que hubiese pasado en Paraná, si Girolami corría con un “chivo” y recibía del Ford de Giallombardo el regalo de la victoria y el pase al play off.

 

-publicidad-

5 COMENTARIOS

    • Existe algo que as pessoas ne3o podem eeecsuqr, agora que foi aprovada a lei, algumas coisas que antes ne3o existiam agora podem acontecer.Como ter de pagar pense3o para uma pessoa que apenas namorou com vocea por mais de dois anos, isso se chama unie3o estavel, que e9 quando vocea este1 junto da pessoa, mas ainda ne3o casou.Tem muita gente sofrendo com isso no mundo heterossexual, com a unie3o estavel o parceiro leva mais vantagem do que se estivesse casado, sf3 espero que ne3o atrapalhe a vida dos gays mais desavisados, pois tem muita gente malandra por ai.Espero que este1 aprovae7e3o seja usada em prol do amor e ne3o de sacanear os outros.Ate9 mais.

  1. Es que el automovilismo no es un deporte individual, es de equipos y está enmarcado en unas reglas que se deben respetar y sobre todo, se pueden aprobechar. ¿O me van a decir que la ACTC nunca ayudó a marcas, equipos y/o pilotos con cambios de reglamento? ¿Se olvidan de como hacían vista gorda cuando Cuervo usaba un auto con el reglamento del año que viene o el famoso cárdan de fibra de carbono por seguridad? Como estas hay muchas, el automovilismo es un juego de intereses, muchas veces económicos, pero también a veces deportivos. Si uno tiene oportunidad de ir a pelear una definición de campeonato con el auto descargado, va a levantar, tal vez yo lo haría y muchos mas también. Entonces, ¿está mal levantar o el lastre? A que si sacan el lastre, la copa de oro, fijan el reglamento por 4 años y permiten el libre cambio de equipos y marcas, salen todos a laburar y a competir a cara de perro. Sin todas esas limitaciones absurdas, antideportivas y caprichosas, se terminan los problemas o gran parte de ellos, pero como va contra los intereses de la ACTC y los preparadores, no lo van a hacer.
    La levantada del Zughella es completamente comprensible, no lo podía pelear al Patito y se viene Termas, donde sin lastre o con menos kg tiene muchas mas posibilidades que los 307.

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre