EL ENTUERTO FIERRERO entre el Omar Martínez y Juan Pablo Gianini en el TC en Paraná donde el de Entre Ríos ganó “la carrera soñada”, ha desatado flor de polémica.

De esas que lo retroalimentan, como a ninguna otra categoría del automovilismo argento. Se entrecruzan las visiones, en defensa del entrerriano ganador casi a los 50 pirulos en su tierra, ante su gente, como para soñar el retiro cercano con un segundo título, y los que piensan que causó el porrazo de Juampi.

Como una jugada polémica en el fútbol, el debate, la discusión no va a terminar así nomás. El Gurí de local en un autazo, con el gentío acelerando con el para ganar y potenciar el sueño íntimo del campeonato. Sentía que no podía escaparsele y también que el único que podía oponerse era Gianini.

SpeedAgro

En media vuelta apenas largada la final, quedaron plasmadas a mi criterio esas sensaciones. En Paraná como en otras pistas, muchas carreras se definen en el pique (lamentablemente y parece que ni los cambios de reglamento cambian la tendencia). El que agarra la punta sino surgen imprevistos, paga “dos pesos a ganador”. Martínez se fue adelante en ese instante crucial, cerraba el primer giro en punta y daba el primer y fundamental paso hacia la victoria. Pero en la curva 1, se fue sobre el pianito y su posición se tornó vulnerable ante el acecho de Gianini. Avanzaron los dos sobre la recta, el Ford del de Salto con un pequeña luz.

Comienza la excelente secuencia del incidente lograda por el reportero gráfico Marcelo Ranea (AIF). Gianini adelante por el canto de una uña y se viene la curva a la izquierda. Prestá atención donde están los autos sobre la pista. El Gurí por afuera intenta doblar antes y...

 

...producido el raspón del Ford de Martínez con el lado izquierdo de la trompa con la punta del guardabarro trasero derecho de Gianini que enfila hacia el fuerte despiste...

 

...y termina pegando con el costado izquierdo contra la barrera de gomas para contención y vuelca...

 

...el Ford tumbado con las cuatro ruedas mirando al cielo. El encargado del servicio médico que llega y parece preguntarle a Juampi, "¿estás bien?".

A la hora de doblar rápido a la izquierda, Gianini hacer intentó el radio de giro ideal y se movió apenas hacia la derecha, el Gurí que venía soldado no debió sorprenderse, lo rozó con la punta izquierda de la trompa en el costado derecho de la cola del Ford de Juampi. Y allá partió, como una exhalación, terminó pegando muy fuerte y del lado del piloto contra las gomas de contención que, volvieron a volar por el aire (algunas de camión…), si bien cumplieron el cometido, la barrera pese a estar ensunchada volvió a desarmarse. Eso sí, ni pensar sino hubieran bancado el palazo del Ford.

Gianini gobernó ese pasaje fugaz hasta que terminó estampado contra las cubiertas. Como si se tratara del ex árbrito Francisco Lamolina, surgió con la rápidez de un rayo, el “siga, siga” de los comisarios deportivos que debieron sancionarlo. Sin embargo un par de giros después, le avisaron por radio a Martínez (están conectados con todos los pilotos) que “corriera tranquilo”…

Gianini mandaba en la carrera por el canto de una uña, Martínez quizá sabiendo que sino recuperaba el lugar con el auto a full de rendimiento, la chance de ganar empezaría a diluirse, jugó con astucia (es un maestro en estas lides), y “zorro viejo” intentó doblar con el resultado conocido. “Se desesperó, sabía que si me iba adelante le ganaba la carrera”, mandó Gianini. Cuando volvió a los boxes, inexplicablemente Gianini se guardó, y recién soltó palabra a eso de las 5 de la tarde en un autódromo desolado, convertido como suele ocurrir en todos los circuitos post-carreras, en un basural.

Se bancó lo que pasó casi en silencio y quizá sabiendo que ante el peso espefíco de su contendiente y ni hablar, como local ante cerca de 20 mil personas, no podía cambiar la historia. Después, al día siguiente, cambió el discurso y cuestionó la actitud del Gurí, tarde “piaste”. El entrerriano además de la inusual emoción, sacó a relucir una vez más su reconocida picardía. ¿Quien yo?.

Gianini mandaba, se disponía a defender con uñas y dientes la punta jugando bien de visitante. Martínez supùso porqué no, que el saltense iba a “entender” que la punta no le podía pertenecer. El desenlace te lo reiteré y lo habrás visto.

No es para tanto, pero me genera cierta ansiedad saber que van a resolver los comisarios cuando, un incidente así se reitere pero suponete que el salga eyectado de la pista sea el Gurí, rozado por Gianini… ¿Marche preso Juampi?, nahhhh...

Por Carlos Saavedra
Foto: AIF

Jeluz | Productos Eléctricos

5 COMENTARIOS

  1. Carlos su comentario es muy parcial, demostrando poca simpatía por Martinez, pero cada uno es dueño de decir lo que piensa. Como periodista creo que tendría que haber sido mas neutral pero bueno.
    Respecto a la maniobra en si, no voy a reiterar nada de lo que Ud. escribió, sólo los invito a ver por donde doblan Mangoni y Ardusso (Santiago hace la misma maniobra que Gianini, tijera en la curva 2) que no se rozaron y venian del centro de la pista hacia la izquierda, aun mas incómodo para doblar.
    Para mi Juampi se creyó que tenía todo el auto adelante o lo quiso apretar, pero fue al pedo, no esta solito clasificando, está en la final y tratando de tomar la punta. Una porfía que le sale muy cara y lo deja sin nada.
    En este automovilismo se están juzgando muchísimas maniobras más por la consecuencia que por quien y como genera el incidente. Lo del domingo vale: se juzgo la dinamica del toque, no que un tipo salió eyectado y volcó.

    Saludos cordiales.-

  2. Gracias Carlos por v/comentario, refleja la verdadera realidad y se ajusta minuciosamente a lo ocurrido.
    Felicitaciones a Gianini por no perder los estribos, pero si no la pelea un poco lo van a pasar como alambre caído.
    Que hubiera pasado si el toque proviniera de Cristian Doce, el Gringo Del Bo (en su momento) y ni que hablar de Girolami, los hubieran colgado en el podio, y ni sus nietos hubieran podido correr o entrar a un circuito.-

  3. Error de Martinez y, mas grosero aùn, error de los CD por no sancionar la maniobra. Ahora bien, si se ha cambiado la tesitura de juzgar el comportamiento de los pilotos, que lo hagan saber y que lo llamen a Girolami y le pidan perdòn…Que pasaba si los autos quedaban cruzados en la pista delante de los otros 40??? A quien ejecutaban?…

  4. Todo arreglado amigos!!!… A Rossi lo sancionan por cualquier pavada y al muerto este,que tiró a un rival a la tribuna , no… Adivinen quien sale campeón…asco da el TC.

  5. Perdon muchachos, pero considero que la actitud del chino ladino, no puede ser considerada pícara, sino directamente sucia de suciedad absoluta. No caben mas discusiones, la fotografia que esta mas arriba la dice todo. Giannini esta a la par, no lo encierra, es Martinez el que dobla primero hacia la izquierda embistiendolo en el guardabarro. Vergonzoso lo que hizo tanto él como la ACTC que por favoritismo, miedo, o lo que sea, no lo sanciona ni siquiera con un retito. Otro piloto con esa actitud hubiera sido condenado a perpetua mas reclusion por tiempo intedeterminado.

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre