DEBIERON BANCARSE, sucesivas frustaciones hasta que esta vez, disfrutaron el hecho de pisar la rampa final.

Frente al Monumento a la Bandera en Rosario, Eduardo Amor y José Luis Di Palma, descubrieron en la Toyota blanca, lo que significa “ganarle al Dakar” y completar al recorrido luego de más de 9000 kms y 15 días de carrera (entraron 66º).

 

Eduardo Amor al volante, José Luis Di Palma como navegante. Después de varios intentos en ediciones anteriores, y luego de sortear duros obstáculos, llegaron al final del Dakar este año en Rosario.
SpeedAgro

Por el equipo de VA
Foto: Visionauto

Jeluz | Productos Eléctricos

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre