EN POCO MÁS DE veinticuatro horas, Emiliano Spataro, saltó de manejar un Renault Fluence  de Súper TC 2000 en la pista del Autódromo de Oberá a tener que llevar la Duster por los exigentes y duros caminos del Desafío Ruta 40. En el medio, desandó por vía terrestre los 1200 kms que separan Oberá de Catamarca, para llegar  a tiempo a la largada de la primera fecha del Dakar Series. Por lo menos no vivió la preocupación de Juan Manuel Silva, quien al desembarcar procedente de Alemania, tras correr las 24 Horas de Nurburgring se encontró con el conflicto gremial que paralizó los vuelos y ante la situación debió tomar uno privado para estar en la rampa de largada.

“Y tendré que cambiar el chip”, dijo Emi con su habitual expresividad, frente a la pregunta de  Visión sobre cómo compatibilizar el manejo de  tan distintos tipos de vehículos en poco tiempo.

SpeedAgro

“Cuesta un poco pero se puede hacer. Lo más difícil es acostumbrarse a que en la Duster  las decisiones las tenés que compartir con tu navegante y no las toma uno como pasa en el Súper TC 2000” explicó Spataro antes de dar otro ejemplo. “También varía la forma de tomar riesgos. Sobre la Duster si le pegas a una piedra,por lo general no pasa nada. En cambio, si con un Súper TC 2000, pasas por encima de un pianito,  podés dejar la suspensión”, agregó.

De cara  a este Desafío de la Ruta 40, Spataro mostró una prudente expectativa. “La lucha por la victoria estará entre los Mini de Terranova y Alvarez. De mi parte me mantendré a la expectativa porque más que a ganar vengo a probar la camioneta para el próximo Dakar. Por su exigencia y extensión este Desafío es la mejor prueba para el Dakar ya que se le parece bastante.  Igual si se presenta la oportunidad de ganar, no la voy a desaprovechar, je…” anticipó Emiliano que correrá por primera vez este Desafío Ruta 40. “Por suerte esta vez, aunque un poco apretado con los tiempos, se me dieron las fechas, algo que no ocurrió el año pasado cuando no pude correr porque me coincidía con una carrera nacional” contó Emi, quien al cambiar de tema y analizar su reciente exclusión de la final del Súper TC 2000 por el toque a Damián Fineshi, la consideró justa porque “me equivoqué”, como reconoció.

Hay revancha, y Emi, esta vez sobre una Duster, la tiene por estos días en el Desafío Ruta 40. Todo un desafío. Como lo es, pasar en pocas horas de correr con un Fluence de Súper TC 2000 a una Duster del Dakar.

Por el equipo de VA (Especial desde Catamarca)

Foto: Mónica Paz.

 

Jeluz | Productos Eléctricos

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre