MAS DE 70 medios de distintos paises del mundo, han estado en Chevenez, Suiza.

 

El motivo ha sido la apertura oficial de la cuarta planta manufacturera de TAG Heuer en ese país, en este caso dedicada al modelo 1887 y al nuevo Calibre 1969.

Los invitados pudieron descubrir los secretos de la fabricación, los materiales sofisticados y refinados utilizados, el control de calidad y el ensamblamiento de los distinguidos relojes de la conocida marca mundial, tan vinculada a los deportes y al automovilismo en particular.

 

El tema del evento fue El Arte de la Manufactura, que ha hecho foco en el nuevo Calibre 1969. Por más de  150 años, TAG Heuer, mostró su potencial a la hora de fabricar sus innovadores relojes, hecho que quedó ratificado en la inauguración de su nueva y avanzada planta.

Por el equipo de VA

-publicidad-

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre