IMPRESIONANTE, ES POCO.

Pocos fenómenos naturales llaman tanto al atención como la aurora boreal. Ahora, imaginate llegar en un auto del Mundial de RallyCross (WRX). Bueno, eso fue lo que hizo el sueco Mattias Ekström, y además anduvo a puro derrape con su Audi S1 en el Círculo Polar Ártico.

Para llevar a cabo el proyecto, la llamada más importante que hizo Ekström fue a un fotógrafo deportivo de renombre, Jaanus Ree. El estonio no sólo tiene un ojo experto para capturar autos de carreras, sino que también cuenta con experiencia en esa región. El lugar elegido fue la ciudad de Muonio, en el extremo norte de Finlandia, hogar del sol de medianoche en los meses de verano.

Ekström y su Audi S1 estaban en posición, Ree tenía su cámara preparada para disparar y la aurora boreal brillaba sobre ambos. Pero aún quedaba un problema. El auto de RallyCross del sueco no tenía luces. ¿Cómo iba a poder ver por dónde iba? «Tenía las luces de la aurora boreal encima de mí y también el flash de la cámara de Jaanus, pero estaba bastante oscuro la mayor parte del tiempo que conducía. A veces estaba muy oscuro», recordó.

La suerte de Ekström y Ree se mantuvo durante más de dos horas, durante las cuales se combinaron para producir algunas de las imágenes más impresionantes protagonizadas por un auto de rallycross que jamás se hayan visto. «Estuvimos en el lago helado unas tres horas antes de decidir que habíamos terminado. En ese mismo momento, la aurora boreal desapareció», recordó Ekström quien detalló, «a la tarde siguiente el cielo volvía a ser gris. Tuvimos mucha suerte de tener esa única noche de cielo despejado».

 

Fotos: gentileza Red Bull Content Pool.

-publicidad-

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre