EL TURISMO CARRETERA se ha llamado a silencio, por lo menos en cuanto al ruido de los motores.

Coronado por fin campeón, Diego Aventin, el movimiento se ha trasladado a los escritorios, a las mesas para reuniones, también a los talleres. Todos apurados para cerrar acuerdos para 2014, y poder irse de vacaciones tranquilos.

 

 

Nadie quiere quedarse sin esos imprescindibles días de descanso, y si jugamos a imaginar, ni los fierros quieren quedarse sin en reposo merecido. Si no fijate con lo que se ha encontrado Vision en una ciudad de la zona norte de la provincia de Buenos Aires.

El amigo nos dice con sonrisa entre socarrona y chapeadora, «mirá que regalito me hicieron, je». El «regalito» al que hace mención, es un pistón marca IASA, del motor Ford del Pumita campeón. El hombre lo toma en sus manos y apunta antes de guardarlo celoso en una pequeña caja de cartón, «es uno de los pistones del motor que Diego Aventin usó en la carrera anterior a Buenos Aires, en Trelew, no?. Bueno, sabés, en esa carrera Aventin llegó de casualidad porque se le rompió otro de los pistones», revela…

Por C.S
Fotos: VA

-publicidad-

1 COMENTARIO

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre