«EL MOURAS ES UN COMODÍN”.

Seguramente Hugo Mazzacane, como casi nadie,  no imaginó el significado a futuro que tendría una sentencia repetida por el como presidente de ACTC, en los dos últimos años cada vez que se lo consultaba sobre la ausencia del circuito platense en el calendario de la categoría.

Eran tiempos en que los aportes económicos de distintas gobernaciones provinciales, habían federalizado como pocas veces en el último medio siglo, las programaciones de la categoría que así poco a poco relegó a una mínima expresión (una, dos, a lo sumo tres carreras), sus pasos por circuitos de Capital Federal y la provincia de Buenos Aires, otrora sus grandes bastiones

La irrupción del coronavirus cambió muchas cosas en el mundo. El automovilismo, el TC, no podía ser la excepción y no lo fue. Las graves consecuencias de la pandemia, complicaron seriamente la continuidad del calendario que finalmente y tras seis meses de parate, pudo reactivarse aunque con limitaciones. Y esas limitaciones obligaron a retornar al viejo amor: la provincia de Buenos Airees y Capital Federal.

El duelo por el titulo entre Agustín Canapino y Facundo Ardusso en 2017 es la última gran referencia del paso del TC por el Mouras. Prevaleció Agustín por apenas 0,25 punto.

En la reactivación, el TC transitó por San Nicolás y el Gálvez para cumplir cuatro carreras, la misma cantidad en territorio capitalino y bonaerense que corrió (Gálvez 2018, Olavarría 2018 y San Nicolás 2018-2019), en las 32 fechas que pasaron desde la última visita al Mouras (10 de diciembre de 2017) hasta Neuquén 2020, un par de semanas antes del comienzo de la pandemia que lo cambió todo.

El fin de semana seguía esa tendencia y le tocaba el turno al Roberto Mouras de La Plata, en un regreso a full con fecha doble y la definición de la docena de lugares para la Copa de Oro con 94 puntos en juego entre clasificaciones, series y finales.

Todo indica que no es el último paso del año por el Mouras, dado que tras una nueva próxima visita al Gálvez, el TC  va a cerrar el campeonato en el Roberto Mouras. Ese comodín que la categoría supo jugar en el momento justo, para salvar una temporada que por el coronavirus ha venido muy complicada.

-publicidad-

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre