MERECIDO HOMENAJE

“Andá tranquilo, sos el campeón, el motor de mi auto no aguanta…”

SpeedAgro

Carlos Pairetti reconoce que en aquel momento desconfió de la sugerencia que Eduardo Copello le hizo aquel 24 de noviembre de hace medio siglo a punto de largar en el actual Autódromo Oscar Juan Gálvez, la última y decisiva fecha del campeonato de TC. Era lógico, Copello era su gran rival en la disputa de la corona. También el sanjuanino era un hombre de palabra como no tardó en comprobarlo Pairetti cuando a las pocas vueltas, la Liebre-Torino abandonó con el motor roto.

 

Pairetti ganó aquella carrera y se coronó campeón. Fue su único título en el TC, pero quedó en el recuerdo por haberlo conseguido sobre uno de los autos emblemáticos de la historia del automovilismo argentino: el Trueno Naranja.

A medio siglo de aquella inolvidable jornada, Pairetti recibe este sábado un merecido homenaje en Clucellas, la localidad santafesina donde nació hace 83 años. Está organizada por la Peña Automovilística Carlos Pairetti de Clucellas y horas antes de la cena de gala, tendrá el anticipo de la presentación del libro: Carlos Pairetti, el Trueno Naranja ruge.

Jeluz | Productos Eléctricos

2 COMENTARIOS

  1. Este diseño de hace 50 años sigue siendo mas moderno y evolucionado que cualquiera de los que hay en las categorías nacionales, especialmente los “especiales” como TC, y Top RAce.-

  2. No se si más moderno que los TC., pero lo cierto es que la evolución de los autos de competición en esa epcoa fue espectacular, pasando por los SP., motor traseo y llegando a pensar y en algunos casos a concretar proyectos internacionales…Berta, F 5000, F 3, F 1, etc. incluso la MAF 1, había progresado con chasis de Benavidez, Andujar, Pianetto, Ferrero – Meifa, la F 2 en todas sus versiones tenía autos de calidad. Solo nos queda mirar las revistas y lamentar lo que no pudimos ser. No hay formulas que sirvan de proyección internacional.

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre