SIRVE PARA REFORZAR EL ÁNIMO.

No viene siendo el mejor de los años para Josito Di Palma. Arrancó con cambio de equipo en el Turismo Carretera, donde dejó el Torino con el que había ganado tres carreras en el 2017 -ninguno venció más que él- para subirse a otro con el que nunca encontró el rendimiento deseado. Así, anunció tras un puñado de carreras que se bajaba de la categoría por falta de presupuesto. En paralelo, se mantuvo en el Top Race y, también, despuntó el vicio en el TC Mouras, donde ofició de invitado de Damián Markel con un Falcon muy rendidor que, en La Plata, le permitió consagrarse campeón entre los invitados.

Es cierto que no fue la mejor de las presentaciones del arrecifeño pero, el opaco 20° puesto en la final que ganó Juan Marcos Angelini con el Dodge de Lucas Panarotti, le alcanzó para ganar este mini torneo aprovechando también, que Christian Ledesma, único que podía darle batalla, no pasó del puesto 13 con la Chevy de Maximiliano Vivot.

SpeedAgro

Lo que se viene ahora para Josito es su participación como uno de los invitados de Valentín Aguirre en los 1000 km del TC en el Gálvez a bordo del Dodge del JP Carrera. A propósito, Gustavo Lema, pope del equipo, dijo hace unos días que quiere ayudar a Di Palma a volver a correr en la categoría. ¿Son los 1000 km una prueba y, si anda bien, el preludio de un posible retorno? A esperar.

Angelini cerró el campeonato de invitados con una victoria.

 

Fotos: prensa ACTC.

VisionAuto en Instagram

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre