EL PRIMER MOTOR YA ESTÁ EN EL TALLER.

 “No hay carreras pero son días muy activos, porque venimos en una carrera contra el tiempo para tener todo listo para poder arrancar el campeonato el 7 de abril…”.

SpeedAgro

Dentro del tono optimista, las palabras de Edgardo Fernández, en el diálogo con visionauto, no excluyen cierto matiz de incertidumbre frente al gran cambio que este año encaró el Súper TC 2000, con la incorporación de los motores franceses Oreca turbo, y el desafío de tenerlo listos para empezar el campeonato en poco menos de dos meses.

El taller de Ulises Armellini en San Nicolás, fue el elegido para la primera instalación del motor Oreca turbo sobre uno de los Fiat Tipo. En los próximos días llegan otros cinco impulsores para que trabajen las otras marcas.

“Creo que llegamos para esa fecha, ya tuvimos que hacer una postergación y no me imagino otra”, agrega el responsable deportivo y técnico del Súper TC 2000, con la novedad esperanzadora que le da la reciente llegada del primer motor Oreca.

“Ya se encuentra en el taller de Ulises Armellini en San Nicolás. Fue una elección conjunta con todos los equipos, porque es el equipo que tiene más avanzada la construcción de los autos. Sobre el Fiat Tipo se armará todo para definir algunos cosas inciertas, como por ejemplo la instalación eléctrica y el filtro de aire que accede al turbo”, cuenta Fernández al tiempo que anticipa “a fines de febrero o principios de marzo llegarán otro cinco motores que se entregarán a los otros equipos para que los armen. Posteriormente vendrán los restantes en tandas de 10 y 5 hasta completar un lote de 30. De ir todo normal, estimamos que a mediados de marzo estaremos haciendo las primeras pruebas comunitarias en el Cabalén, donde contaremos con la presencia de los técnicos franceses de Oreca que también nos acompañarán en las carreras iniciales. Víctor Vega, nuestro responsable de motores ya estuvo en contacto con ellos para tener toda la información”.

Durante su visita a Francia, Edgardo Fernández acordó con Serge Meyer, director  general de Oreca,  distintos detalles sobre la entrega de los nuevos motores que tendrá el Súper TC 2000,.

Fernández en tanto, le cuenta a visión la buena nueva del arreglo de Matías Milla para subirse el tercer Renault Fluence, de todas formas, la novedad no lo saca de la realidad, y estima la cantidad de autos que habrá en la carrera inicial del 7 de abril en el Cabalén. ” Dificílmente lleguemos a los 20…”, reconoce sin vueltas.

Todavía no comenzó el campeonato, pero el Súper TC 2000 ya corre una carrera difícil. La carrera contra el tiempo, para tener listos los autos con sus nuevos motores.

 

Fotos: Prensa Súper TC 2000 

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre