UN CLARO MENSAJE.

Es el que envió en Salta el equipo Renault, con la polémica decisión de ordenarle a Facundo Ardusso cederle el tercer puesto a su compañero Leonel Pernia. Fue la señal para mostrar, que este año es Leo el  piloto elegido para pelear por el título del Súper TC 2000, luego de los dos últimos campeonatos con sendas coronaciones de Ardusso.

SpeedAgro

También, la decisión avisó que llegó el momento de recompensar la fidelidad de tantos años de Pernia con la marca del rombo. Además no es novedad que los equipos respaldados por terminales automotrices, prefieren renovar nombres de pilotos en sus repetidas coronaciones. Es la dura forma que tienen para demostrar, que gana el auto por encima del piloto. Sobran ejemplos nacionales e internacionales.

El Renault de Leonel Pernia llegó a la cola del Toyota de Julián Santero pero no pudo superarlo. Inaccesible fue el objetivo del Corolla ganador de Matías Rossi.

Es cierto que el Fluence de Leo andaba un poco mejor, tan cierto como que hasta ese momento Facu era el escolta del tandilense en el campeonato, separados por 16 puntos, con media temporada (6 fechas) todavía por transitar. Demasiada anticipación para una decisión tan extrema, recordando que en años anteriores, con Ardusso como candidato principal, ese tipo de órdenes recién llegaron en las carreras finales. Y sin olvidar que entre ese tecero y cuarto puesto apenas había 2 puntos en juego. Y básicamente que Facundo Ardusso es el bicampeón, y quien con su primer título en 2017, le dio a Renault una alegría que no tenía desde 1993, en los dorados tiempos de Juan María Traverso, uno de los pocos pilotos que por su personalidad y condiciones estuvo por encima de la marca, y por eso repitió coronaciones.

Como siempre, Ardusso prefiere alejarse de la polémica y cierra el tema con un “no me  gustan este tipo de decisiones pero debo aceptarlas…”, que seguramente deberá seguir puertas adentro del equipo que tiene a sus responsables deportivo en Miguel Angel Guerra y Alejandro Reggi (éste último aunque desvinculado de Renault). Oficialmente Guerra fue quien impartió la orden, si bien no siempre quien lo hace es quien la decide.

Faltan 6 fechas pero la tendencia de los equipos indica que Leonel Pernia (Renault) y Matías Rossi (Toyota) serán los principales protagonistas de la lucha por el 8º campeonato de Súper TC 2000.

“Tal vez en la decisión de preservar a Pernia, privó la amenaza cada vez más grande que para Renault significar el avance de Toyota”, fue un comentario escuchado en los boxes salteños para justificar la orden. Puede ser. Por su lado la marca japonesa tiene un claro número uno en Matías Rossi. Algo que en Renault nunca estuvo claro, por más que tiene en su equipo al bicampeón de la categoría.

 

Fotos: Prensa Súper TC 2000

3 COMENTARIOS

  1. grosero error. por 2 puntos con 125 en juego arriesgan el campeonato. a ardusso le debe estar pasando lo que muchos de nosotros alguna vez tuvimos que enfrentar, darse cuenta que tu jefe te suelta la mano. siempre quedan dos caminos, tragar saliva y seguir o buscar nuevos horizontes, decisión que facu con tiempo tendrá que tomar. cosas que pasan, dijo alguna vez jose larralde.

  2. Acuerdo total con los comentarios anteriores.Muy berreta la decision de Renault,realmente le hace honor a la marca berreta que es hoy en dia…Si creen que van a pelear el titulo con Pernia estan muy equivocados,Rossi es mucho mas que el Tanito.Siguen esmerandose para deslucir a la categoria,realmente no tienen limites….Mejor que los pilotos de verdad vayan pensando alternativas para el 2020(TN,TCPickup),este va a ser el campeonato mas chato de toda la historia del TC2000.
    Saludos desde el sur.

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre