SER PARTE DE LOS 33 PILOTOS QUE CORREN LA 103 EDICION DE LAS 500 MILLAS DE INDIANÁPOLIS, CON EL ULTIMO ALIENTO.

Mirá cómo vivió el Juncos Racing, ese momento inolvidable.

SpeedAgro

Gigante y emocionante el logro alcanzado por Kyle Kaiser en el auto del equipo del argentino Ricardo Juncos, que le permite tomar parte de las célebres 500. Reitera el valor y las convicciones del Juncos Racing que, a punto estuvo de quedarse con las manos vacías y una amargura de imaginarse, luego del espectacular accidente que sufriera Kaiser en los entrenamientos a 48 horas de la clasificación, que dejó inutilizado el auto titular especialmente alistado para el óvalo de Indianápolis.

«Estuvimos a punto de irnos a casa», admitió Juncos plenamente feliz por el resultado alcanzado que, por tercera vez, permite al equipo contar con un auto en la largada de una de las carreras más emblemáticas del mundo. La sesión clasificatoria entre los seis pilotos que iban a pelear para quedarse con los tres lugares restantes para completar los 33 estipulados, fue de película, alucinante y vivida con las pulsaciones a full. Hasta poco antes del comienzo casi, mecánicos e ingenieros trabajaron contrarreloj para terminar de acondicionar un segundo auto que, era el destinado para los circuitos mixtos, conducido por Kaiser en Austin.

Juncos como su equipo, vivió con mucha intensidad la última sesión que los metió en las 500 Millas.

La prueba de carácter la dio el Juncos Racing, uno de los que cuentan con menor presupuesto, al enfrentar tamaño obstáculo surgido por la piña (te contamos en una nota anterior) y, además, debido a que se cayeron dos patrocinantes unos pocos días antes. Los ensayos iniciales habían sido más que auspiciosos, Kaiser supo meterse entre los 10 primeros, al chasis Dallara lo empujaba un motor Chevrolet nuevo entregado por la terminal a Junos que iba de diez. Sin embargo, el golpazo casi echa todo por la borda.

Hay equipo. El Juncos Racing en pleno, en Indianápolis logró lo «imposible».

Afuera en la clasificación que fijó a 30 de los que corren las 500, restaron completar los seis restantes. De a uno salieron a jugarse la última carta en el óvalo en una media hora dramática, en juego la última chance. Kaiser y el Juncos Racing, tuvieron en particular a un rival poderoso que pretendía calzarse la corona de laureles para ensachar su tan rica historia deportiva: Fernando Alonso. Sin embargo, el que entró fue Kaiser (promedió para las cuatro vueltas fijadas, 227,372 mph, 365,919 km/h) y el español tiene que mirar las 500 desde la tribuna. El norteamericano va muy bien en los óvalos, y fue uno de los compañeros de Agustín Canapino en el Cadillac en las 24 Horas de Daytona de la serie IMSA en enero pasado. «No se puede pedir más y creo que tengo el mejor equipo de la IndyCar. Nadie hace lo que hicimos», enfatizó orgulloso Juncos. Que mejor de graficar lo conseguido, el gran Roger Penske, ganador con equipo en 17 ocasiones las 500 entre 1972 y 2018, y múltiple ganador en otras categorías, se acercó al pit de Juncos para felicitarlo y se confundió en un abrazo con Kaiser.

Y acá fijate lo del periodista Rob Watts @robwattsf1, mostrado en un tuit; el vibrante momento que Kaiser se mete entre los habilitados para correr y deja afuera a Alonso.

Con toda la atención actualmente en el fracaso de McLaren para calificar, tomemos un momento para apreciar lo que ese punto final en la #Indy500 red realmente significaba para @KyleKRacing y su @juncosracing equipo. 👏 Sonido! 🎧

Y en el otro extremo, el francés Simon Pagenaud del equipo de Penske, logró su primera pole position para las 500 Millas de Indianapolis, marcó un promedio de 370.136 km/h al cabo de las cuatro vueltas lanzadas. Especialista en óvalos, Ed Carpenter, tuvo que conformarse con el segundo lugar, más allá que pilotos de su equipo, Spencer Pigot y Ed Jones, se situaron tercero y cuarto y el promisorio Colton Herta del Harding Steinbrenner Racing), quinto.

Fotos: Gustavo Rosso/Patagonia Visual Solutions (especial desde Indianápolis)

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre