EL PARATE IMPUESTO POR LA CAF DE LA ACTC.Dio para hablar suficiente y para especular sobre los reales motivos, que derivaron en que Alberto Canapino, tuviera la entrada vedada desde septiembre de 2019, a los circuitos donde hubiera carreras fiscalizadas por la ACTC.

Pues bien, Canapa puede volver a los autódromos, y de hecho está junto a su hijo el campeón Agustín, el fin de semana de la segunda fecha del campeonato de TC en Centenario, Neuquén, donde ¡por favor que el viento se apiade!

A Canapino lo habian sancionado con la prohibición de entrar a los circuitos y ademas una multa de 60 mil pesos, luego de un fuerte altercado con oficial deportivo de la ACTC encargado de las cubiertas utilizadas por la categoría. La conducta adoptada por Canapino, molestó mucho a la dirigencia y luego la CAF lo sancionó.

Durante el lapso que estuvo sancionado, Canapino, montó en su propia casa en Arrecifes un verdadero puesto de mando, desde donde, computadoras e Internet mediante, monitoreo y dio indicaciones sobre la puesta a punto del Chevrolet de Agustin y acerca del movimiento del equipo, teniendo como interelocutor directos a Guillermo Cruzzeti, al propio Agustín y a su otro hijo Matías.

Foto:

 

-publicidad-

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre