LEO AVISA QUE VA POR TODO.

Es imponente el Autódromo Internacional de Río Hondo. Por algo es uno de los dos mejores escenarios de la Argentina. Y como todo poderoso, hace notar más esa imponencia, potenciada el primer día por el gris del cielo en la tarde santiagueña, cuando el movimiento no guardó relación con su magnitud, y prevaleció la imagen de la desolación. Algo que viene pasando con los viernes de Turismo Carretera desde que dejaron de resultar la primera instancia clasificatoria, para convertirse exclusivamente en jornadas de entrenamientos.

El fuego de la competencia impulsó a Leonel Pernia. «Tengo un gran auto», había adelantado el dominador de los dos entrenamientos del TC en Río Hondo.

Me gusta este formato, porque tradicionalmente en todas las categorías los días de clasificar son los sábados”, le dijo a visionauto Leonel Pernia, buscando abrigar su cuello para impedir que avance un gripe que advirtió con un “me pica la garganta”, le dio un aviso. Esto no le impidió dominar las dos tandas de entrenamientos, y encabezar el 1-2-3 de Torino completado por el ascendente Alan Ruggiero y el sorprendente Nicolás González.

SpeedAgro

“Estando en competencia me olvido de todo, además lo que cuenta es el auto, y tengo uno muy bueno, que a diferencia de otras veces, funcionó muy bien desde el arranque. Esto te da confianza y te permite trabajar en la parte fina de los cambios, para llegar a tener un auto contundente”, contó Leo. Entusiasmado con esa buena base, apuntaba a la victoria que todavía le falta, para consolidar sus pretensiones al título. “Ya es hora de ganar y para eso tengo el auto”, planteó de cara a la 7ª fecha del campeonato, con tanta fuerza que ni siquiera lo intimidaba el pronóstico de lluvia para el momento de clasificar. “Me gusta el agua y creo que el auto también funciona bien bajo esas condiciones. Lo que espero es que las condiciones climáticas sean parejas para todos”, destacó y pidió.

Diversos resultados tuvieron los referentes de las cuatro marcas. Ardusso ubicó 16º a su Torino, Rossi quedó 9º con el Ford, Canapino se había instalado 4º con el Chevrolet y Castellano no pudo ir más allá del 19º lugar sobre su Dodge.

El buen momento deportivo de Leo, incluye su liderazgo en el Súper TC 2000, la categoría que para aplacar el dominio de los Renault (equipo que integra Pernía), fijó una escala de lastres de 70, 60, 55 y 50 kg para los cuatro primeros de la súper clasificación.
“No me gusta y no creo que mejore a la categoría, porque no se sabe lo que va a pasar y dará pie a las especulaciones”, ha opinado Pernía antes de considerar que “hubiese sido mejor ponerle lastre a los seis primeros del campeonato para clasificar, y luego sacárlos para la carrera”.

¿Se te pasó el enojo por la orden del equipo Renault que te impidió pelearle la carrera de Rosario a Ardusso”, preguntó visión sobre la forma que desde boxes se definió el destino de la reciente fecha de Súper TC 2000..
“No se me pasó, ni lo olvidé…”, contestó cortante.

¿Lo vas a hablar con el equipo para que no se repita en el futuro?
“Lo estoy viendo….”, largó ya en la despedida sin otros detalles.

Leonel Pernía quiere ganar siempre. En el fin de semana del TC en Río Hondo no tendrá órdenes que lo impidieran.

(Especial desde Termas de Río Hondo, Santiago del Estero).

Fotos: Prensa ACTC

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre