TAN JUSTO FUE todo para el equipo de Laboritto que el auto de Mariano Altuna se terminó en los mismos boxes del autódromo de Buenos Aires, después de haber quedado totalmente destruido en Rafaela.

Recordarás la tercera serie de la fecha pasada en la que hubo una carambola provocada por el Bebu Girolami que terminó con el auto del Monito Altuna totalmente destruido.

Tan mal había quedado el Chevrolet que inmediatamente se puso en duda la participación del piloto de Loberia para la siguiente competencia, que es la que se disputa este fin de semana en Buenos Aires.

Sin embargo, el viernes tempranito ya estaba la Chevy número 20 en su box y los mecánicos terminaban con algunos detalles. Por eso demorar 10 minutos más en salir a entrenar. «Vos no sabés cómo trabajaron los chicos. Es una locura. Hay uno que hace 50 horas que no duerme para terminar», explica Altuna enorgullecido por su equipo.

-publicidad-

«Yo estuve a las corridas estos días tratando de conseguir todo. Hablé con los proveedores, compré las cosas… No pude ir al taller porque estaba haciendo todo eso, pero me iban mandando fotos constantemente de cómo avanzaban. El lunes posterior a Rafaela ya estaba todo el coche cortado. Increíble», agrega.

Mariano también comentó que el arreglo de su unidad tuvo un alto costo, aunque destacó que aún no terminó de sacar la cuenta final de gastos. «Hasta ahora llevo 200 mil pesos, sin contar la chapa y los caños. Con esto que me pasó perdí el año económicamente. El auto está sin pintar, sólo llegamos a plotearlo. Nosotros sabíamos que si terminábamos la estructura en la primera semana, íbamos a llegar. Y así fue, pero con lo justo. Después de Rafaela llamé a la ACTC para que nos dejaran girar algunas vueltas antes de venir a correr, nos autorizaron y todo, pero no llegamos con los tiempos. De hecho, no conseguimos techo y tuvimos que recuperar el que estaba antes», revela.

«El auto ahora anda bien, estoy sorprendido. Pero debe ser así porque tenía sólo ocho carreras, era nuevo. Ahora hubo que hacerlo otra vez», cierra un Altuna contento que ya alerta que si gana habrá festejo de lo grande: «Prendo fuego la Capital Federal. No me importa nada, je».

Por el equipo de VA (especial desde Buenos Aires)

Foto: Archivo Visión Auto y Prensa ACTC

 

-publicidad-

2 COMENTARIOS

  1. Mariano: al menos podrías llamarlo por su nombre al «uno»,que se pasó las 50 horas sin dormir….tanto esfuezo y para vos es solo «uno»…

Responder a Blue Cancelar respuesta

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre