LA FIAT PUNTO ABARTH ha atravesado este año un examen más que complejo en el callejero de Buenos Aires.

Un circuito callejero siempre es un duro desafío para los pilotos de una categoría monomarca, que compiten más que nada para despuntar el vicio. Buenos Aires al comienzo de la temporada y hace unos días Santa Fe, han resultado dos pruebas de fuego, y los muchachos se portaron bien. 

No son unas fechas más, ocurre que no siempre se corre en medio de una calle con  muros muy cerca, y en caso de Santa Fe, porque allí se definían los los 10 pilotos que ingresaban al playoff. La ansiedad y el riesgo permanente se potencias en trazados callejeros, eso está claro y la Fiat Punto Abarth Competizione ha reflejado que el trabajo realizado dio sus frutos, se ha noado que se elevó el nivel conductivo y deportivo de sus protagonistas.

Al respecto opina Gustavo Der Ohanessian, director deportivo de la monomarca más fuerte del país: “Nosotros llevamos adelante los Training Day y el Sport Academy. Son jornadas en las que entrenamos a los pilotos que recién comienzan en la actividad o aquellos que no se muestran tan competitivos. La idea es que se familiaricen con el auto, que sean más seguros, que no se produzca una gran diferencia entre los competidores de punta y los que se encuentran más retrasados”.

 

 

“No sólo acompañamos en los ensayos en la pista. También contamos con la adquisición de datos y las cámaras on board, para que todos vean cuáles son los caminos más directos para llegar al mismo objetivo, tanto en charlas grupales como individuales”, agrega el experimentado piloto. En los ensayos en el Autódromo Oscar y Juan Gálvez de Buenos Aires también trabaja José Porcelli, que colabora en la instrucción de la Fiat Punto Abarth Competizione.

Otros de los focos a los que apuntan desde Fiat es a la concientización del piloto en su tarea en la pista, con las actitudes y las maniobras.“En los días previos como durante los fines de semana de las competencias, acompañamos a los pilotos para que sean reflexivos y centrados sobre cómo encarar y disputar cada carrera. Algunos pensando en el campeonato, otros en el progreso personal, pero siempre con el objetivo de no alterar la buena conducta y mantener la armonía grupal, que es uno de los principales valores que se destaca en Fiat Abarth Competizione”, apunta Der Ohanessian.

Por el equipo de VA

Foto: Prensa Fiat Punto Abarth Competizione

 

-publicidad-

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre