ENTRE LAS EMPRESAS.

Desde hace muchos años, existen  las que entre sus estrategias ha estado, publicitar en el automovilismo argentino. Tanto en nuestro país como en el mundo, el marketing, la publicidad ganó terreno para convertirse en la actualidad en un factor fundamental, para su desarrollo y evolución para el universo automovilístico, sean categorías, equipos, pilotos y el amplio espectro que rodea a la actividad.
¿Que lleva a empresas a volcarse publicitariamente a las carreras de autos?; es evidente que encuentran en el deporte motor una posibilidad amplia y sustentable, de llegar a clientes así como de los eventuales que puedan serlo, y a un universo que además de los seguidores y aficionados, incluya a un público de lo más heterogéneo.
Si a modo de análisis, tomamos el ejemplo de la empresa Río Uruguay Seguros (RUS), la aseguradora con base en Concepción del Uruguay, Entre Ríos. Ha mostrado desde hace unos 20 años, una presencia publicitaria que se acentuó en los deportes en especial. Desde principales clubes del fútbol argentino, basquet, boxeo, la compañía ha entendido que los deportes represetan un canal apropiado. Pero si de canal apropiado hablamos, RUS ha puesto énfasis en el automovilismo. En las carreras de principales categorías, se percibe la participación de la empresa con diferentes modalidades.
«Participar en el automovilismo nacional entre otros deportes, entendemos que es muy positivo, dado que forma parte de una cultura colectiva que une a millones de personas de todo el país. Un folklore familiar, de amigos y compañeros que, meses atrás, solían reunirse carrera tras carrera a disfrutar de un show único en diferentes partes del país alentando a sus equipos, disfrutando de una comida al aire libre y sintiendo la adrenalina del ruido de los motores», argumentan desde RUS.
Mauro Giallombardo, muy recuperado del grave accidente automovilístico sufrido, también se «enganchó» con el TC y TC Pick Up Virtual (foto gentileza Solo TC)

Participaciones, presencias que ante la difícil situación que nos toca pasar en la Argentina debido al COVID19, ha llevado a esquemas que varían según las empresas para atravesar el contexto.  «En el actual momento, la realidad es diferente pero prometedora -sostienen en RUS-. Ante el aislamiento social obligatorio establecido desde el mes de marzo por el gobierno nacional, los espectáculos sociales fueron suspendidos para prevenir el contagio de coronavirus, y si bien las carreras de autos no fueron la excepción, no dejaron de realizarse al transformarse en virtuales».

En tal sentido, Río Uruguay Seguros también ha extendido su estrategia al automovilismo virtual, y lo ha hecho coincidiendo con el estrecho y prolongado vínculo que mantiene con la ACTC en particular. Comentan desde la companía, «la idea surgió en el 2019 cuando la ACTC, junto a eMotorSport, creadores de competencias virtuales de automovilismo deportivo, comenzaron experimentar y transmitir las primeras carreras de TC virtual con la participación al inicdio de «gamers» y fanáticos del TC de diferentes lugares del país que, bajo la modalidad de simuladores de realidad virtual, lograron cumplir el sueño de convertirse en pilotos de TC».

A raíz de la pandemia, las carreras virtuales en nuestro país y el mundo, así como otros deportes, se convirtieron en una opción, una solución alternativa, para los fanáticos de los fierros que pueden ver y disfrutan en este tiempo sin actividad en las pistas, los domingos y por televisión abierta, en el caso del TC por la TV Pública. Como has visto, se miden en circuitos virtuales desde los simuladores en sus propias casas, conocidas figuras del TC que, viven cada evento con intensidad.

En el marco del presente que se vive, y aseguran «como parte de la familia del automovilismo, es que Río Uruguay Seguros, no sólo acompaña a la actividad automovilística de la manera tradicional, sino también ha sumado la virtual, convirtiéndose en la primera empresa aseguradora nacional en promocionar este tipo de carreras desde sus comienzos».

La pandemia ha ocasionado muy graves consecuencias para el mundo, a la vez ha catapultado a la realidad, nuevos formatos tecnológicos y de comunicaciones que hacen a la vida diaria que, seguramente, va a sufrir cambios y mucho antes de lo previsto. En RUS precisamente, entienden que «la virtualidad, como en muchas otras empresas, fue convirtiéndose y aún continúa su proceso de transformación digital, a fin de mejorar la calidad en la atención, la experiencia del usuario y brindar soluciones al alcance de un “clic” desde cualquier dispositivo móvil o computadora. Es un cambio que comenzó hace unos años, y que se irá perfeccionando de acuerdo a la implementación de nuevas tecnologías y las exigencias del mercado».

Así como el automovilismo deportivo innovó en lo sigue siendo, el esquema de las carreras tradicionales con RUS como aliado, los videojuegos cambiaron la forma de interactuar con la realidad llevándola a otro plano: el virtual. El nuevo mundo que nos va a rodear, tan verosímil, le ha de permitr al jugador tener las mismas sensaciones, en el caso del automovilismo, de correr una carrera, transmitiendo al mismo tiempo alegría a los espectadores que las sigan a través de las pantallas en sus casas.

Parte de la «nueva normalidad» que porqué no, se apronta a irrumpir.

Foto portada: imagen TV.

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre