LA CARRERA PANAMERICANA la más mítica de las carreras de carretera, se celebra en México. TAG Heuer es patrocinador y cronometrador oficial. La marca suiza calienta motores y lanzó un equipo de dos autos con sus colores, uno manejado por el expiloto de Fórmula 1 Érik Comas y el otro por el piloto más joven de la carrera, Jérôme de Sadeleer.

Tres mil kilómetros de recorrido por tierras mexicanas, de Veracruz a Durango: dos ciudades míticas para una carrera con la que sueñan los amantes de las competiciones automovilísticas más bellas del mundo. La colaboración entre TAG Heuer y la Panamericana se basa en su pasión compartida por el reto y la adrenalina. Las líneas de salida y de llegada, así como los talleres mecánicos de los vehículos, toman la hora con TAG Heuer. Los ganadores recibirán un TAG Heuer Carrera edición limitada con la imagen de Juan Manuel Fangio grabada al dorso (¿Te gustaría tener uno?!!).

Una carrera como la Panamericana es también una carrera de transmisión, de herencia y de intercambio, en la que participan autos de leyenda conducidos por apasionados como Erik Comas al volante de su Studebaker 1953. Con su copiloto, Isabelle de Sadeleer, han participado en la categoría «Turismo Mayor». El francés y la suiza comparten una amplia experiencia en carreras de grandes exigencias.

Abrieron el camino Jérôme de Sadeleer y su copiloto Caroline Wilhelms, a los mandos de un Ford Falcon 1965, en la categoría «Histórica C». Con apenas 25 años, Jérôme y Caroline han sido los competidores más jóvenes de la carrera.  Los dos autos del equipo TAG Heuer fueron íntegramente decorados con los emblemas del relojero suizo, así como las combinaciones y los cascos de los cuatro aventureros.

«Quiero desafiarme a mí mismo. La Carrera es una de las carreras más desafiantes del mundo. La dificultad que se crea por la dura competencia, el terreno y el clima es lo que hace la carrera difícil, pero también interesante”, afirmó Jérôme de Sadeleer.

La historia de la marca y de la Carrera Panamericana han ido de la mano desde hace más de 50 años. En 1963, cuando Jack Heuer diseñó el Carrera, lo hizo pensando principalmente en los pilotos, dedicándoles este cronógrafo que roza lo revolucionario por su forma y su legibilidad, y cuyo nombre ya es indisociable de la identidad de la marca.

Por el equipo de VA

Fotos: Prensa TAG Heuer

-publicidad-

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre