EL EXFUTBOLISTA regresa  a la Fiat Punto Abarth pero, a fin de año deja las pistas definitivamente.

No hay dudas que la vida de Bruno Mariano es vertiginosa. Primero empezó con el fútbol, festejó la Copa Libertadores en 2007 con Boca Juniors, nada menos, fue campeón en México y es ídolo total de los Pumas del país norteamericano.

Cuando se retiró le picó el bichito de piloto por su amigo y concuñado Leonel Pernía, uno de los corredores más destacados del país. Se subió a un auto y empezó a competir en la Fiat Linea Competizzione. 

Luego pasó a la Punto Abarth y en el primer año de la monomarca se consagró campeón. Esta temporada lideró hasta la cuarta fecha del campeonato, pero se fue al TC 2000. 

Sin embargo, avisó que regresará para pelear el título en el playoff. Eso sí, después de fin de año se retira de la actividad para volver a su primer amor. “Mi idea es terminar el campeonato y dedicarme de lleno al fútbol. Quiero comenzar mi carrera como director técnico”, cuenta el ex delantero.

Con solo una fecha de la etapa definitoria disputada, el playoff es liderado por Llamazares, con 26 puntos, seguido por Ballester, con 15; Romero, 12; Miguens, 10; Sciaccaluga, 6; Alé, 4; Depauli, 3; Braga y Salerno, 1. Mientras que Marioni no acumula unidades por el momento.

“Vuelvo para pelear el Playoff. Vuelvo a pelear por el título. Me encantaría ser el bicampeón”, avisa Bruno. Ya dio una fecha de ventaja… ¿podrá?.

Por el equipo de VA

Foto: Prensa Punto Abarth

-publicidad-

1 COMENTARIO

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre