GUILLERMO D’AGUANNO… ¿Se acuerdan de ese nombre?

El año pasado tuvo una situación particular con la ACTC. En la calle Bogotá le sacaron la licencia deportiva porque no quiso colaborar en una situación que había vivo: el 30 de noviembre de 2011 se le desprendieron tres espárragos de un neumático trasero izquierdo y la goma impactó contra un espectador. 

El joven afectado hizo una denuncia contra la ACTC y, según lo que denunció D’Aguanno, la categoría le pidió que colaborara con el dinero con el que se resarcía al damnificado. Se rehusó y, según él explica, le quitaron la licencia con la que competía en TC Pista con un Torino.

De esta situación ya pasó un tiempo. D’Aguanno se dedicó sólo a la clase 3 del TN, categoría en la que compite con un Alfa Romeo. En el inicio del torneo anduvo bien: terminó quinto, en un gran fin de semana.

«Las últimas siete carreras del año pasado anduve mal… Pero ahora me sumé al trabajo de Gabriel Rodríguez (chasista) y cambió todo. Estoy muy contento por cómo anda», le ha dicho a VA.

Y sobre la situación tensa que vivió con la ACTC, agregó: «Todo quedó en la nada. Ya me habían sacado la licencia. Me eliminaron. Sólo me llamó Paparella, desde lo sucedido. Ahora tengo que vender el Torino. Es una lástima porque me gustaría volver, más que nada por la gente de la hinchada del Toro, con quienes tenía buena relación».

 

Por el Equipo VA

-publicidad-

1 COMENTARIO

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre