ESTE NO ES CACHO, SINO Sébastien Ogier, el puntero del WRC que pasó por Buenos Aires y vivió experiencias únicas con Tag Heuer.

Previo a su paso por la ciudad de Córdoba para disputar la quinta fecha del World Rally Championship, el último campeón de la categoría y Embajador de TAG Heuer, Sebastién Ogier, compartió con invitados su pasión por el automovilismo y la precisión en un desayuno en la Joyería Jean Pierre (Av. Alvear 1892 – CABA).

Y como mucho de los que pasan por la ciudad, exclamó: “¡Qué bella ciudad Buenos Aires! Es un placer esta escala en mi viaje en un país donde siempre nos han recibido tan bien. Argentina tiene una gran pasión por el deporte motor y me siento honrado. Hace años que tengo una estrecha relación con TAG Heuer y realmente me siento parte de la marca en tanto compartimos valores y pasiones”, afirmó el joven campeón francés.

Con respecto al relojito (¡Una Be-lle-za!) apuntó: “El Carrera Cronógrafo Calibre 36 Fly-back me gusta por ser una de las más elegantes y deportivas. Su función fly-back, que con un simple clic pone el cronógrafo a cero interpreta fielmente la inspiración en las carreras automovilísticas”.
 

En la joyería estuvo con, Pablo Peón (Presidente Súper TC2000), Laurencio Adot (diseñador), Magui Aicega (Ex Capitana de Las Leonas), Eduardo Hoffmann (artista plástico) y Sergio Lapegüe (periodista).

Con Pablo se sacaron fotos y cruzaron algunas palabras… ¿Lo habrá invitado a los 200 Kilómetros de Buenos Aires?

Horas más tarde, el campeón fue hasta la cancha de River para vivir la otra pasión de los Argentinos: el fútbol. Se sacó fotos con Fernando Cavenaghi, el 9 del club, y le regalaron una camiseta con el “1” en la espalda.

Sin duda, un 1 con un reloj número 1.

Por el equipo de VA

Foto: Prensa Tag

-publicidad-

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre