CHRISTIAN LEDESMA SABE que el Chevrolet que maneja de Turismo Carretera es bueno. En Neuquén, segunda cita, hizo la pole position, pero en Junín se quedó con las manos vacías en la final porque se le rompió el motor…

Si bien el arranque de la temporada para Chevrolet fue por demás auspicioso con la victoria de su compañero de equipo Agustín Canapino, el rendimiento de los Ford, tal vez gracias a los sucesivos cambios de reglamento en 2012 (hubo dos), opacaron al Chivo. Dentro de los 10 primeros del campeonato solo hay un Chevrolet; mientras que aparecen seis Óvalo, incluso el puntero es Mariano Werner.

Por eso Mendoza es una buena oportunidad para que los Chevrolet, y en particular el piloto de Mar del Plata, reputen. “Espero que este fin de semana se pueda cerrar con un gran resultado final; plasmar el domingo el funcionamiento que tiene el Chevrolet, que realmente es bueno», ha dicho el campeón 2007.

«Venimos de hacer una pole position en Neuquén, de ser el mejor de la marca clasificando en Junín, y por distintos motivos el último día de actividad no pudimos cerrarlo como esperábamos. Trabajamos mucho para Mendoza y viajamos con ese objetivo. En cuanto a la pista, es muy entretenida para manejar y si bien hay partes de grandes aceleraciones, también es importante tener un auto que doble bien”, cerró.

Ledesma y los Chevrolet tienen una cruzada interesante en Mendoza, sede de la cuarta fecha de la temporada.

Por El Equipo de VA

foto: prensa Ledesma

-publicidad-

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre