DESPUES DE DOMINAR ALGUNOS ensayos de la pretemporada de la Fórmula 1 en 2011, Robert Kubica sería protagonista de un accidente que lo condicionaría de por vida en su carrera.

Fue en febrero de ese año, cuando se estrelló en el rally «Ronde di Andora», en el norte de Italia. Conducía un Skoda Fabia, que se salió de la carretera y chocó contra los guard-rails que atravesó la trompa de su auto.

Operación tras operación, el polaco de 27 años se salvó de perder la mano. Estuvo más de un año sin competir, hasta que se subió a otro auto de rally hace un par de semanas, con el que ganó el Rally Gomitolo di Lana, en Italia, a bordo de un Subaru Impreza.

-publicidad-

Después de su regreso, en el Rallye San Martino di Castrozza tuvo otro golpe que despertó la preocupación de muchos. Mirá:

httpv://youtu.be/uupbY6LTN8Y

¿No le convendría quedarse con esta rubia?

foto: poland.com

Por el Equipo VA

-publicidad-

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre