CON MÚLTIPLES TAREAS.

Sin dudas la vida de Agustín Canapino cambió mucho a partir del pasado lunes 15 de febrero, el día de la muerte de su padre Alberto.

Al comprensible tremendo dolor personal, que para todo hijo significa la muerte de su padre y más aún debido a las razones que conocés, a Agustín se le ha unido el fuerte impacto profesional.

Es que Alberto además de haber sido el impulsor de su campaña deportiva, a pesar de un retaceo inicial, se convirtió con los años en su importante sostén técnico y logístico y hasta económico. Todo giraba en torno a su accionar, por encima que Agustín tuviese su intervención en los distintos temas referidos a a la atención de los autos de carrera, especialmente en Turismo Carretera.

Agustín tiene en Guillermo Cruzzetti, un valioso apoyo en la parte técnica por la gran capacidad y experiencia adquiridas por Cruzzetti, en muchos años de trabajo con su padre Alberto.

Todo cambió drásticamente con la muerte de Alberto, porque para Agustín el mundo del automovilismo siguió andando con sus múltiples exigencias que, dado el nivel alcanzado por los Canapino, no son pocas. Encima se sumó la repentina salida de su motorista Lucas Alonso.

Mucha y pesada carga en poco tiempo para las espaldas de Agustín, quien sin embargo le hace frente a la situación ocupándose, además de manejar los autos de carrera, del resto del funcionamiento de la Squadra Canapino, más estar a lado, apoyando, conteniendo a su hermano Matías en su ascendente campaña en el TC Pista. El Titán en el titánico camino afrontado, cuenta con el apoyo y respaldo de Guillermo Cruzzetti, el tan conocido técnico, tan allegado e incluso socio de Alberto durante tantos años.

“Ahora ser piloto es mi tercer trabajo”, repite Agustín sin muchas precisiones, sin embargo se intuye que la actividad técnica y comercial, le han ganado terreno a la exclusivamente conductiva. La multiplicación de funciones, no le hizo perder nivel al punto que ahí lo ves,al frente el campeonato de TC con el 86% de los puntos en juego capturados. Un grande Agustín.

-publicidad-

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre