TECEISTA DECLARADO, Sergio Alaux tuvo en su primera juventud, allá por 1993 cuando tenia 16 años, sueños internacionales.Fue cuando junto con Esteban Tuero , Waldemar Coronas y Gastón Mazzacane buscó la Fórmula 2000 Italiana y la Boxer como escalones inciales para llegar a la Fórmula 1.

Pese a que su padre Oscar señaló como un error aquel intento porque «luego nos costó mucho tiempo reubicarnos en el automovilsimo argentino», el reciente ganador de la carrera de 75º aniversario del TC, la considera útil en función de experiencia de vida. «Tuve que hacer de chofer, mecánico en el equipo para poder mantenerme. Además debí acostumbrarme a vivir solo y lejos de mi familia. Muchas veces lloraba por esa situación pero me templaba saber que estaba haciendo lo que me gustaba», cuenta Sergio, que como tantos otros jovenes debió pegar la vuelta en 1995 por falta de apoyo económico.

SpeedAgro

De aquella etapa europea, Alaux conserva un particular recuerdo. Fue uno de los pocos argentinos que estuvo en el Autódromo Enzo y Dino Ferrari de Imola aquel infausto 1 de mayo de 1994  de la muerte de Ayrton Senna.

El recuerdo se potencia porque Alaux era gran admirador del brasileño. Por eso el sábado anterior aprovechó la oportunidad de tenerlo cerca en boxes y le sacó una foto. Como todos, no imaginaba el trágico final que al día siguiente tendria el tricampeón mundial . «Cuando me enteré del accidente no lo podía creer. Me afectó mucho y por un tiempo no quise saber nada de la Fórmula 1» evoca hoy Sergio sin acordarse en que lugar de su casa quedó aquella última foto de Ayrton.

5 COMENTARIOS

  1. Se fue con Mazzacane, antes que Tuero y Coronas. Era muy chico, no lo conocía nadie y no tenía plata y por más que no desentonó (pensar que ese año Mazzacotte salió campeón de la F2000 -porque echaron al campeón, pero bue) le faltaba mucho a diferencia de Tuero o Fontana que llegaron y anduvieron bien enseguida.

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre