EN CRECIMIENTO.

En plena época de aulas sin clases, hay una escuelita en las pistas argentinas que va ganando espacio, e incorpora nuevos alumnos. Es la Fórmula 3 Metropolitana, la categoría promocional de monopostos. Bajo el implacable sol veraniego que alumbró el Autódromo Mouras, reunió nada menos que a 31 pilotos en la quinta fecha. Una cantidad que casi triplicó las pobres grillas que una semana antes, había mostrado la Fórmula 2.0 en el Gálvez porteño. No ha sido un dato menor.

La Fórmula 3 Matropolitana continúa en 2021 el campeonato iniciado a principios de 2020, antes de la pausa por el corona ,:_irus. En su plantel de 32 pilotos hay dos mujeres: Sofía Percara y Agustina Mattio y apunta a incorporarse Julieta Gelvez.

  “Tenemos bastante pedidos, la explicación del crecimiento hay que verla por el lado que es una categoría con un esquema deportivo y técnico accesible, y posible para los jóvenes pilotos. Varios se han incorporado categorías provinciales como la Renault Plus y la Fórmula 4 Pampeana”, le cuenta a visionauto, un amable Luciano Crespi, hijo de Tulio, el legendario constructor de cuya fábrica en Balcarce salen los chasis Crespi XXV que equipan a la categoría (también admite los Tito).  A todos los impulsan los motores Renault MK4 de 1600cc. el mismo utilizaado por la Fórmula Renault, hasta su paso al impulsor de 2 litros y que originó otro cambio de denominación: Fórmula 2.0.

Creada en 2007 por los hermanos Ré de Merlo, bajo el nombre de Fórmula 4 Argentina como un desprendimiento de la Fórmula Renault, al año siguiente fue recategorizada con su actual denominación y con carácter zonal para el área metropolitana de La Plata en la Provincia de Buenos Aires. Adolfo Ré presidió y resultó un gran luchador por la categoría hasta su muerte en 2019, cuando heredó el cargo Jorge Casalins.

Cada fecha consta de una clasificación y dos carreras. La fiscalización está a cargo de la Federación Regional de Automovilismo Deportivo Metropolitano (FRAD), y la organización de los campeonatos a cargo del Automóvil Club de La Plata, por intermedio de la Asociación de Propietarios de Equipos de Fórmulas Automovilísticas (APEFA).

Felipe Rey festeja su reciente victoria en la segunda carrera del Mouras, flanqueado por su escolta Valentín Jara, (vencedor en la competencia inicial) y el líder del campeonato Esteban Mancuso.

Un dato clave para su auge en los tiempos que corren de crisis económica, es su costo por fecha. Ronda los 100.000 pesos, menos de la mitad de los presupuestos mayores (250.000 pesos) demandados por la Fórmula 2.0, la otra categoría promocional de los monopostos que acompaña al Súper TC 2000.

Asimismo la Fórmula 3 Metropolitana cuenta con la televisación de la TV Pública, y comparte la mayoría de las jornadas con el TC Mouras y el Pista Mouras, es decir la estructura, el paraguas de la ACTC. Un respaldo importante.

En sus 15 años de vida esta categoría acompañó los primeros pasos en el automovilismo de muchos pilotos, antes de entrar en la conocida escuela compuesta por las categorías de la ACTC, conformadas por el TC Pista Mouras, TC Mouras, TC Pista hasta cerrar el ciclo los que entran al TC. La lista de ex alumnos de esta «escuelita» incluye nombres que ya están en el TC, como Juan Cruz Benvenuti, Alan Ruggiero, (ambos ganadores), Diego Ciantini, Pablo Constanzo. Marcos Landa y otros en camino en las escalas previas como German Todino, Martín Vázquez, Elio Craparo, Federico Iribarne, Daniel Nefa, Damián Markel, Otto Fritzler, Agustín Martínez, Ian Reutemann, Ricardo Degoumois, Agustín De Brabandere y Flavio Bortot. Puede decirse entonces que la Fórmula 3 Metropolitana funciona como una etapa de preescolar antes de entrar en las primaria y secundaria que pueden representar el TC Mouras y TC Pista, antes de llegar a diplomarse en la “Universidad” del Turismo Carretera.

A los 17 años, Marcos Landa fue campeón de la F-3 Metropolitana y eso le dio el pase directo al TC Mouras, donde se coronó en 2019 .En la temporada 2021 llega al TC como integrante et el equipo Renault Torino Team. En uno de los Toros, acompaña a Juan Cruiz Benvenuti, otro teceísta que pasó por la F-3.

Valga para reafirmar este concepto, el caso del uruguayo Marcos Landa, flamante incorporación del equipo Renault Torino Team de TC , y nieto del expiloto de TC Juan Manuel Landa. Campeón 2018 de la F-3 Metropolitana, hizo uso de la opción del pase directo del TC Mouras, donde logró el título en 2019. El logro lo habilitó para correr en 2021 en el TC, previo paso en 2020 por el TC Pista. Así en cuatro años, Landa escaló desde la Fórmula 3 Metropolitana al Turismo Carretera, el destino deseado por la mayoría de los pilotos argentinos. Un rápido ascenso que muestra otra de  las diferencias de la F-3 Metropolitana por sobre la Fórmula 2.0. que ha motivado esta sorprendente reflexión de Gabriel Furlan, alguien que siempre se ha parado en la vereda de enfrente de la gente de la calle Bogotá 166..

“Todas las categorías que están con la ACTC gestionan mejores resultados que las del Automóvil Club Argentino y Autosports (empresa a cargo del Súper TC 2000 y la Formula 2.0), por algo será…”, dijo Gabriel  a visión.

¿Por que será?

«Porque en el automovilismo argentino existe el canibalismo, y siempre gana el caníbal más grande…», respondió Furlan en camino a sus vacaciones.

 

Fotos: prensa f3metropolitana.

-publicidad-

1 COMENTARIO

  1. Parece mentira,la ACTC con la mejor categoria de MONOPOSTOS del pais.Otra muestra mas del desastre que viene haciendo el ACA y asociados con la Formula Renault.que a duras penas junta 15 autos,no le da ni para zonal.Y Carcurrando dale que dale promocionando la «fabrica de talentos»¡¡
    Que decadentes por Dios.Y el señor Furlan,porque no opina sobre la novel Formula 4 de su amigo Perez?Mejor que Gabriel vaya armando un equipito para el Pista Mouras,si quiere seguir viviendo del automovilismo,porque lo demas tiende a desaparecer…

Responder a pabloneuquen Cancelar respuesta

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre