A VECES LA REALIDAD SUPERA A LOS SUEÑOS

“Terminar el Dakar fue cumplir un sueño y mucho más. Porque siempre el objetivo fue dar la vuelta, pero pensaba llegar  40 y terminé 22.”

Ardusso llega con su Renautl Dister a la rampa final. Objetvo cumplid para su debut en el Dakar.
SpeedAgro

 

Facundo Ardusso resumía así sus sensaciones sobre este inesperado y brillante debut en el Dakar sobre la Renault Duster  mientras recorría el largo camino de regreso desde el parque cerrado. Pese al  lógico cansancio y al entendible deseo de viajar a su Las Parejas natal, su conocida buena predisposición tenía una nueva demostración con su apertura al dialogo que facilitó el trabajo de la prensa local, complicado por los organiziadores franceses que casi no la tuvieorn en cuenta. Ardusso marcó así la diferencia con colegas internacionales y nacionales que salieron corriendo (Federico Villagra y Nani Roma), no se detuvieron (Joan Barreda Bort y Paulo Gonçalves) o que ni siquiera parecieron como ocurrió con Stephane Peterhansel,  Sebastien Loeb y Cyryl Depsres por la zona habilitada los periodistas de acreditación diaria.

Bien pro Facu y merecida recompensa para quien hasta hace un par de meses ni soñaba con debutar en el Dakar e incluso  en pleno desarrollo  de la carrera vio lejana la posibilidad de llegar.  “La tercera etapa que terminó en Jujuy fue el momento más bravo. Ahí me pregunté qué estaba haciendo y por qué no estaba disfrutando de las vacaciones en una pileta o en la playa. Ese día me había encajado dos veces y por primera vez tuve que agarrar una pala… Sin embargo puse voluntad, seguí adelantes, le fui tomando la mano y las cosas comenzaron a  mejorar…” contó Ardusso para enseguida destacar el gran trabajo de su navegante, el experimentado Gerardo Scicolone y todo el equipo. “Fueron una fieras y un importante impulso para seguir adelante. Destaco lo de Emiliano Spataro, que pese a la amargura del rápido abandono  siguió con el equipo durante todo el recorrido trabajando en el auto y aconsejándome.”

El festejo,junto a Gerardo Scicolone, el experimentado navegante que fue el gran complemento de Ardusso.

 

La contracara de aquella sombría tercera etapa para Ardusso fue el tramo final. No sólo porque le permitió concretar su sueño, sino porque además tuvo el plus de verlo pasar por Las Parejas, la ciudad donde nació hace 28 años. “Fue muy lindo ver el apoyo de mi gente, que tanto me ayudó para poder estar en el Dakar. Uno de las dos carriles de la autopista estaba ocupada por el público” recordó Facu, quien a la hora del balance final, admitió que fue más duro de lo pensado.

“Creía  que el Dakar era menos difícil, pero resultó muy duro y sufrido, no sólo por los caminos y las lluvias, sino porque las características fueron totalmente diferentes a lo que estaba acostumbrado en el automovilismo argentino. Para empezar tuve un navegante, que era quien me daba las indicaciones, algo a lo que debí  adaptarme porque siempre las decisiones sobre el auto las tomaba yo. Las reacciones también fueron diferentes. En las carreras de pista, tenés un problema, sea un despiste o trompo, y te apuras para busca la solución más rápida. En el caso del Dakar, hay que obrar de otra manera, con más paciencia, tiempo y analisis porque tenés que bajarte del auto y ver que pasó. Esta diferencia la noté las veces que me encajé. Ahí también percibí la gran solidaridad que existe en este tipo de carreras, porque al verme José Luis Di Palma y Ariel Jatón pararo y se acercaron para ayudarme…”

¿Tenés ganas de repetir el año que viene? pregunto Visión.

“Sería bueno pero por ahora quiero descansa r y prepararme para afrontar con Renault los campeonatos de TC y Súper TC 2000 que también serán muy exigentes.”

Juan Manue Silva se dio el gusto de terminar otro Dakar. Fue el 4º sobre 7 corridos.

 

El Pato Silva dijo hace unos años que cada etapa del Dakar era como una carrera de TC ¿pensás lo mismo?

El Dakar es duro, muy duro, mucho más que cualquier otra carrera.”

Precisamente Juan Manuel Silva, el otro teceísta que anduvo en esta Dakar, pero con mucha smás experiencia, también se dio el gusto de llegar por 4ª vez en su 7ª participación en la carrera. Pudo estar más adelante que el 33er puesto  final, pero lo complicó un problema en el sistema hidráulico de la dirección del Prototipo Colcar que le hizo perder mucho tiempo.

“Por lo menos llegué y estoy feliz porque pese al inconveniente,el auto mostró su potencial y los progresos”  se consoló el Pato, que como Ardusso, pasada con satisfacción esta fiebre dakariana, ya comienza a pensar en el TC.

 

Por Miguel Sebastián

Fotos: Mónica Paz

VisionAuto en Instagram

1 COMENTARIO

  1. mas alla del resultado, la forma en que consiguió el objetivo es gratificante. con una estructura como la de renault sport que invierte en el automovilismo deportivo como casi ninguna magistralmente conducida por reggi, con una dupla spataro-tucci que no solo confían en el, sino que han consolidado una relación que viene de la época del TC con los dodge del escribano, con un navegante que por sexta vez corrio y por fin llego, con una familia que lo banco en toda la vuelta y con una humildad y los pies sobre la tierra que hace por ejemplo que facundo demore media hora en la entrada de rosario para asegurarse que todo el mundo se vaya con su foto y que hace que todo periodista tenga su nota. no se ve todos los días, y no solo en el automovilismo deportivo. mis felicitaciones a todos, a reggi por ser el responsable de todo esto y al equipo entero por la atmósfera que lograron mas allá del resultado.

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre