EL ACCIDENTE de Jules Bianchi en el GP de Japón 2014 en Suzuka, ha generado serias derivaciones, mientras el piloto sigue en estado crítico, si bien estable en una clínica de Niza, Francia.

 

Streiff en ocasión del GP de Abu Dhabi junto a Nadji, su "auxiliar de vida".

 

La FIA y su presidente, Jean Todt, van a iniciar acciones legales contra el ex piloto francés, Philippe Streiff por las declaraciones que efectuara a una radio francesa, sobre el informe de la Comisión de Accidentes en relación al accidente de Bianchi.

Streiff,
quien fuera piloto de F-1 en Renault, Ligier, Tyrrell y AGS entre los años 1984 y 1988, está en silla de ruedas desde 1989 por un accidente sufrido en unos test en el desaparecido Autódromo de Jacarepaguá, en Río de Janeiro, Brasil.  Streiff disputó 53 grandes premios, su mejor resultado fue un 3º puesto en el GP de Australia 1985 en Adelaida con un Ligier. Finalizó aquella carrera prácticamente en 3 ruedas, luego de un toque que tuvo con su propio compañero de equipo, su compatriota Jacques Laffite.

Ha señalado Streiff que el informe sobre el accidente de Bianchi, fue hecho entre «un grupo de amigos», para exculparse por los errores cometidos durante el GP de Japón 2014. La FIA en un comunicado ha hecho saber que va a demandar a Streiff, al tiempo que sostienen sentirse consternados por el dolor que puedan causar sus acusaciones a la familia Bianchi. También iniciará acciones judiciales, Gérard Saillant, presidente de la comisión médica.

No ha sido la primera vez en que el ex piloto ha manifestado hechos que levantaron polvareda, antes se refirió a la evolución de Michael Schumacher luego del grave accidente, debido al cual aún lucha por recuperarse. En diciembre pasado, aseguró que Schumacher ya reconocía a sus familiares y que esperaba a largo plazo, que caminara con muletas, informaciones que dijo haber escuchado de Corinna, la esposa de Schumi y del mismo Saillant. Poco después el facultativo y Sabine Kehm, representante de Schumacher, hicieron saber que no habían hablado con Streiff.

 

El francés con el Tyrrel, uno de los autos que manejó, en ocasión del GP de Brasil 1987 en Río donde culminó 11º. Dos años más tarde, en el mismo circuito sufrió el terrible accidente que lo dejó tetraplegico.

 

Agregó el comunicado de la FIA: «Sobre estas declaraciones que han sido publicadas por algunos medios de comunicación, la FIA, Jean Todt y Gérard Saillant afirman categóricamente que las afirmaciones insultantes y difamatorias de Philippe Streiff son totalmente infundadas y con manifiesta intención maliciosa». «En vista de la gravedad de este ataque deliberado contra su reputación -se sostuvo-, han tenido que pedir a sus abogados presentar una denuncia por difamación e injuria, para que la circulación de las declaraciones de Philippe Streiff cese inmediatamente y sea sancionado de manera adecuada».

«Les resulta lamentable -a la dirigencia de la FIA- que este incidente no haga más que aumentar el sufrimiento de la familia de Jules Bianchi, para quienes les gustaría reiterar su apoyo».

Valdría preguntarse si con Streiff, más allá de algún exceso verbal, quizá puedan coincidir seguidores de la F-1 en el mundo entero…

Por el equipo de VA
Fotos: gentilezas archivo personal Streiff y  Getty Images

-publicidad-

1 COMENTARIO

  1. Coincido con Streiff, fue una burrada lo del safety car y leyendo los comentarios de los lectores de otros medios no caben dudas que en casi todo el mundo se piensa igual.

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre