EN LIBRAS ESTERLINAS, el premio que recibió cada uno de los 550 empleados de RedBull por haber ganado la Copa de Constructores de Fórmula 1 en el 2011.

 ¿Te parece mucho? Ya habían ganado la misma cantidad en 2010, esta vez no hubo ajuste por inflación (y a noviembre de 2011 la inflación en el Reino Unido, dónde está la sede del equipo, había trepado al 4,84 por ciento anual). Para que tengas una idea, cada uno se llevó a casa un bonus de 66.611,45 pesos argentinos.

RedBull asegura que el chiste le costó 5,5 millones de libras (unos 36,63 millones de pesos) pero no se queja: los contadores saben que no pagaron alrededor de 100 mil horas extras trabajadas por los empleados durante la temporada. No solo Sebastian Vettel hizo un esfuerzo para ganar el título…

-publicidad-

 

-publicidad-

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre