NO LLEGÓ LEJOS COMO PILOTO.

En cambio mucho hizo por el deporte motor y para proyectos de promisorios pilotos. Muy reconocido y apreciado, la muerte repentina de Adrián Campos Suñer, ocurrida el 28 de enero, generó hondo pesar, en especial en el ambiente automovilístico de su país, España. Una complicación cardíaca fue la causa, tenía 60 años y había nacido en Valencia.

Adrián Campos -recuerdo- llegó a la Fórmula 1 como piloto del equipo Minardi en 1987, por entonces el  sponsor principal era la marca de jeans Loix. Fue el octavo piloto español en llegar a la Máxima, cuando para los españoles la F-1 era una tierra casi desconocida. Atrás habían quedado las participaciones de Emilio de Villota, agudo y mordaz observador de la realidad en las redes sociales en la actualidad.

Campos corrió 21 grandes premios entre 1987 y 1988, siempre con el equipo Minardi. Su mejor resultado, 14º, justo en el gran premio de su país España en el ´87, corrido en Jerez de la Frontera. Supo convertirse en el séptimo español con más carreras disputadas. Los resultados no lo acompañaron, sin embargo, la experiencia recogida le sirvió para  que años más tarde, se conociera al mejor Adrián Campos, como hombre del automovilismo, dueño de su empresa y con ojo fino para descubrir talentos jóvenes detrás de un volante.

En el Autódromo de Imola, Italia, en ocasión del Gran Premio de San Marino, tuve la ocasión de conocerlo, trabar diálogo entrevistándolo para la revista Automundo que era editada en Miami, EE.UU., por el empresario periodístico argentino Enrique Kogan; la sensación perdurable fue la de un hombre afable, convencido, caballeresco y de buen decir.

Campos en Imola 87, el año de su debut en F-1. Piloto de Minardi, con el autor de esta nota en ocasión del GP de San Marino. (Foto visionauto).
Campos encarnó en esos años el sueño tenue aún, anidado en los españoles, ver a un compatriota encumbrado en la categoría de los desvelos, la F-1. Y vaya, terminó siendo quien impulsó al que se convertiría en el hombre que hizo explotar la F-1 en España, Fernando Alonso, como así a Marc Gené, Antonio García, Alex Palou, Roldán Rodríguez, Felix Porteiro, entre otros, en tanto entre sus proyectos actuales, promovía al chico mexicano de 16 años, Jesse Carrasquedo, de la Escuela de Checo Pérez. Alonso lo recordó con cálidas palabras, como tantos apesadumbrados por la triste noticia.
Alonso en sus inicios en Minardi, etapa en la que Campos tuvo que ver (Foto Facebook Eduardo Ramírez).

Por la fundación de Bravo F1, más tarde Campos Racing, numerosos fueron los pilotos que pasaron y estuvieron bajo su tutela, asesoramiento y consejos. La presencia de Campos Racing se consolidó y adquirió relevancia desde 1998 y en diversas categorías.

Así lo recordaron la Fórmula 1 y Fernando Alonso:

A Campos estuvieron ligados además, pilotos argentinos: El arrecifeño Juan Cruz Alvarez cuando corrió en GP2 en 2005; Facundo Regalía en ocasión de su incorporación a Auto GP y Euroformula Open en 2012 y más recientemente, el marplatense Marcos Siebert en GP3, Euroformula Open y F3 española entre 2017 y 2018. También hay que mencionar a Esteban Guerrieri cuando entró al WTCC en 2016 con un Cruze del Campos Racing, con el que corrió hasta la mitad de 2017, cuando lo convocaron desde  Honda. Manuel Urcera en su caso, probó autos de Campos y ha sido frecuente, que efectuara ensayos previo al comienzo de la temporada argentina, sobre diferentes autos.

Desde el Open by Nissan hasta la Fórmula 2 pasando por Fórmula 3000, GP2 Series, GP3 Series y casi constante en Fórmula 3 española, F3 Open y más tarde EuroFórmula Open, Campos desplegó amplia presencia, sumando participaciones en autos de Turismo con su equipo donde llegó alto. A su vez, muy amigo del propulsor de la Fórmula E, Alejandro Agag, estuvo ligado a la categoría, es más, con el brasileño Nelson Piquet jr logró el primer título de pilotos.

En uno de los Minardi Day que tienen lugar anualmente en Imola, Gian Carlo junto a Campos y Angel Guerra quien ha sabido participar lo mismo que Gastón Mazzacane del gran evento (Foto Minardi).

Hombre activo y con permanentes planes y proyectos en su mente, a Campos lo desvelaba todavía el objetivo de llegar a la Fórmula 1 esquiva con emprendimientos anteriores. Publicó el sitio web carandriver.com/es, «en los últimos meses, Campos buscaba relanzar el proyecto que siempre se le ha resistido; la Fórmula 1. Tras ver cómo su primer proyecto, Bravo F1, llegaría finalmente a la F-1 bajo manos británicas y nombrado directamente como Simtek, y después de que Campos Meta se hiciese una licencia pero de nuevo, antes de ser una realidad se rebautizara como Hispania Racing Team, Adrián había encontrado un ambicioso socio financiero, Motorsport Increase Management, con quien esperaba dar el gran salto, si bien la situación de pandemia había ralentizado este movimiento que aún no había dicho su última palabra»

En su cuenta en la red social Facebook, donde suele postear historias y anécdotas desconocidas, el empresario Eduardo Ramirez, vinculado desde hace muchos años al automovilismo, quien supo desempeñarse como manager de Esteban Tuero y Gastón Mazzacane en los respectivos caminos en el exterior, y durante sus pasos por la F-1, evocó a Adrián Campos con el que mantuvo una extensa relación de amistad.

«Hoy (28/1) es un día triste y mi historia poco conocida de día es sobre alguien con el que se podía cerrar un contrato con un apretón de manos, o que decía «Eduardo, el chico tiene talento, yo puedo ayudar con algo de dinero», o que cuando se complicaban las cosas escuchabas en el teléfono, «tomo el avión y mañana estoy allí para darte una mano», y cruzaba un océano impulsado por su pasión. Les presento a Adrián Campos, el gran piloto, manager y director de equipo español que nos dejó.

El español se volvió a subir al Minardi en uno de los Minardi Day en Imola (Foto Facebook Eduardo Ramírez).

Comparto con ustedes algunas fotos de lindos momento que me permitió compartir con él: Una grilla con Marcos Siebert en Barcelona; cuando nos conocimos en Minardi en el 2000, siendo el manager de Fernando Alonso (piloto de reserva del equipo) y por mi parte de Gastón Mazzacane. También un lindo momento cuando regresó a los mandos de su F-1 en Imola en uno de los Minardi Day, su gran y querido equipo, la bandera argentina en uno de sus autos como un reconocimiento a toda la ayuda que le dio a nuestros pilotos, aunque alguno no se portó muy bien, eso no cambio nada en su cariño por nuestra tierra y su apoyo a nuestros jóvenes. Hasta pronto querido Adrián!».

Junto a Carlos García Remohí, titular de la CDA del ACA y a Ramirez, en ocasión de una de sus visitas a Buenos Aires. (Foto Facebook Ramírez).

 

 

 

 

 

-publicidad-

2 COMENTARIOS

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre