«MIRA, UN PILOTO puede hacer todas las cosas bien durante un año, manejar, estar tranquilo, confiado, pero en la última si le toca definir el campeonato, puede cometer algún error, ya sea por nervios, ansiedad; es muy fuerte definir un campeonato y más si es de Turismo Carretera».

El que habla es Alberto Canapino, padre de Agustín y chasista del Jet Racing que alberga a Christian Ledesma y Agustín Canapino.

«La última carrera es distinta a todas, influyen otros factores, desde ya el estado anímico, nervios, ansiedad. Y eso puede repercutir arriba del auto a quien le toca definir un campeonato, como le pasó al Gurí Martinez en el 2001″, recordó Canapino sobre aquella polémica definición en Río Gallegos; que envolvió a ambos en una fuerte controversia.

Canapino atendía el Ford del entrerriano, producto de la pérdida del título que fue a manos de Guillermo Ortelli se produjo la separación de ambos y no en los mejores términos. El Gurí llegó a aquella carrera decisiva en Río Gallegos con 15 puntos de ventaja con 25 en juego. El título se lo llevó Guille…

-publicidad-

Por C.S
Foto

-publicidad-

2 COMENTARIOS

  1. Se acuerdan de un montón de pilotos corriendo para Ortelli? barriendo la pista, al imbecil de marcos sin palma frenando en la recta?

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre