Y LLEGÓ EL DÍA DEL MILLÓN

Mariano Werner no tiene parentesco con Axel Werner, el arquero suplente  de la selección argentina de fútbol que tuvo un breve paso por los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro. ”Aunque no sé, porque mi papá tiene nueve hermanos. je…”, acotó Mariano con la felicidad potenciada por su pole en esta particular cita del TC en Rafaela que tendrá la inédita recompensa, además de los habituales puntos, de ¡un millón de pesos para el ganador!

Con un lugar asegurado en el play off, Werner anticipó que salía a ganar la carrera y el millón de pesos.

 

-publicidad-

Sugestivamente, cinco de los seis primeros en la clasificación, obviaron este “importante” detalle en sus iniciales comentarios en la desprolija conferencia de prensa realizada en uno de los boxes en desuso que guarda trofeos y recuerdos de legendarias carreras en Rafaela. La excepción fue Juan Manuel Silva, aunque viró el tema para el lado del gancho que esto significaba para el interés del público y la difusión de la carrera. “El premio del millón de pesos la hace especial, pero no tanto por lo económico sino por la repercusión…”, señaló el Pato, quien no pudo conservar la pole si bien disponía de “un buen auto para la carrera”, como reconoció antes de volver al tema del millón de pesos de premios y enfatizar que “quien gane ese premio retribuirá con su trascendencia y difusión  a las empresas que lo apoyan y que durante el año ponen mucho más que un millón de pesos…” No hizo mención a los hinchas, muchos de los cuales ya están instalados en el circuito dándole un marco popular previo como no se recuerda en los últimos años. Un marco que merece esta carrera y que anticipa una concurrencia multitudinaria.

“Nunca vi tanta gente en Rafaela en los días previos” reconoció Werner, feliz con su 15ª pole en el TC, pero sin que esta satisfacción le asegurase gastar a cuenta de un futuro triunfo. “Este es el circuito que menos favorece a quien hace la pole.  Sólo vale por el punto de la clasificación” analizó el entrerriano quien ve a los Chevrolet como los grandes rivales por una victoria que desea tanto como ganar el millón de pesos. “Vengamos a correr por uno, dos millones de pesos o cero, siempre venimos a correr por pasión y ganas de ganar”, proclamó Werner que largó adelante la serie inicial junto a Agustín Canapino en el primer duelo Ford-Chevrolet de las series. El segundo tuvo como protagonistas a Juan Manuel Silva y Sergio Alaux.

Rossi clasifico 3º, otro de los grandes candidatos. Menores eran las chances del Gurí Martínez (16º) en su retorno tras la suspensión de cuatro carreras.

 

El premio de un mlllón de pesos, ¿es real o virtual?  preguntó Visión, haciéndose eco de comentarios que señalaron que ese monto le será descontado al ganador del millón de los aportes que efectuán por carrera (entre 100.000 y 120.000) por distintos servicios de la ACTC.

“No, quiero cash…”, contestó Rossi , con la misma rapidez con la que maneja su Chevrolet. Pese a un sábado sin poder mejorar lo del día anterior, Matías se perfiló a esa altura entre los grandes candidatos. “Si gano, igual no me llevaré un millón de pesos porque Hugo Mazzacane, ya nos dijo que el que gane tendrá que pagar un asado para toda la categoría”, reveló el Misil antes de ser interrumpido por Werner con un irónico, “por más que gane será difícil hacerle pagar un asado a Matías…”.

Canapino y Silva también esperaban llevarse el triunfo y el premio millonario.

 

En cambio, Mariano le cedió rápidamente la palabra a Rossi, cuando hubo que contestar sobre la superposición de la Carrera del Millón con los Juegos Olímpicos. Algo que motivó el cambio de la habitual televisación de la TV Pública a la pantalla de América. “No es bueno el cambio y cuesta explicarle estos cambios constantes a  los patrocinantes, por eso lo veo mal”, disparó el Misil.

Se viene la Carrera del Millón. Todos es posible en un circuito como Rafaela pero hay ilusiones más fuertes que otras. La mayoría de los pilotos anticipó que repartirá ese monto de dinero, que con descuentos se reduce aproximadamente a los 800.000 pesos, con el equipo. Claro que como en todo hay excepciones. Emiliano Spataro es una. “Lo vamos a  repartir con mi socio porque al equipo le pago en todas las carreras, gane o pierda…”, adelantó.

Poderoso el chiquitín.

 

Por Miguel Sebastián (Especial desde Rafaela)

Fotos: AIF y Prensa ACTC

-publicidad-

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre