EL RUMOR  se convirtió en realidad y Vitaly Petrov, gracias  a los dólares de sus patrocinantes y la necesidad de la Fórmula 1 de proyectarse en Rusia donde en un par de años tendrá su Gran Premio, se subió a la butaca del Caterham (exLotus) que  el italiano Jarno Trulli pretendía conservar.

Con 37 años y conocedor de los movimientos de la Fórmula 1, esta situación no tomó por sorpresa a Trulli, que por ahora ve cerrar una extensa campaña en la Máxima que desde su debut en Australia 1997  hasta Brasil 2011, comprendió 252 Grandes Premios con apenas un triunfo, en Mónaco 2004 con Renault. Una cifra de presencias que lo coloca en el cuarto lugar entre los más vigentes en una lista que encabeza otro que ya no veremos más en la Fórmula 1 como el brasileño Rubens Barrichello. «Estaré ocupado con mis viñedos y mi hotel en Suiza, pero me gustaría seguir corriendo» declaró Trulli, que aunque no vuelva más a la Fórmula 1, conservará ese cuarto lugar por lo menos por un par de años, ya que el inmediato escolta entre los pilotos vigentes es el inglés Jenson Button con 208 carreras.

La salida de Trulli se suma a la de Vitantonio  Liuzzi en Hispania y esto deja a la Fórmula 1 de esta temporada sin pilotos italianos. Increible para el país que tuvo mayoria de pilotos en los primeros años del Mundial y también para la nación que tiene el equipo más legendario y que no faltó a ningun campeonato como lo es Ferrari. Deberán juntar paciencia los hinchas italianos y mirar el caso de Francia que en el 2011 tampoco tuvo pilotos en la Fórmula 1 y este año. con el retorno de Romain Grosjean ( Lotus Renault) y los debuts de Jean Eric Vergne (Toro Rosso) y Charles Pic (Marussia Virgin) pasó a tener tres.

-publicidad-

Por Miguel Sebastián

-publicidad-

2 COMENTARIOS

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre