¿QUÉ PUEDE UNIR a Ayrton Senna y Carlos Alberto Reutemann, más allá de haber sido, en distintas dimensiones, figuras de la Fórmula 1? La fecha del 21 de marzo. Ese día de 1960, Ayrton nació en San Pablo. Veintidos años más tarde, también en territorio brasileño pero en el carioca Jacarepaguá, Lole corrió el último de sus 146 Grandes Premios que terminó abruptamente luego de un toque de su Williams con el Renault de Rene Arnoux. Por esos días, Senna ya había comenzado en la Fórmula Ford, la cosecha de triunfos que le darían los títulos británico y europeo.

También un podio juntó a Senna y Reutemann. Parece increíble porque pertenecieron a distintas generaciones pero se dio en la única carrera en la que compitieron Fue aquella que el 13 de mayo de 1984 se organizó para inaugurar el nuevo trazado de Nurburgring y que sobre similares Mercedes Benz 190E 2,3 de 16 válvulas reunió a las figuras de la época con otros pilotos retirados. Así estuvieron Prost, Lauda, Laffite, Watson, Jones, Reutemann, Rosberg, Surtees, Hulme, Brabham y hasta Stirling Moss. Inicialmente Senna no estaba invitado pero ante la deserción de su compatriota Emerson Fittipaldi, ocupado en la clasificación de las 500 Millas de Indianapolis, se lo convocó por las promisorias condiciones mostradas en su primeras tres carreras en Formula 1 sobre el Toleman.

También te parecerá increíble saber que Senna hizo de chófer de Prost en el viaje desde el aeropuerto de Frankfurt hasta Nurburgring. Como el vuelo de Ayrton llegó apenas 15 minutos antes que el del francés, Mercedes Benz le pidió al por entonces joven y poco conocido Ayrton que esperara y llevara al famoso Prost. Así lo hizo en el que fue el primer encuentro entre quienes cuatro años más tarde comenzarían una de las más grandes rivalidades de la Fórmula 1. Ya en pista, Ayrton dejó de ser el cordial anfitrión para convertirse en un duro adversario y quitarle al promediar la vuelta inicial de la carrera el liderazgo que Prost ostentaba desde la pole. Fue el decisivo paso rumbo a la victoria que concretó luego de 12 vueltas con 1s 580 de ventaja sobre Lauda y un poco más de cinco segundos sobre Reutemann que a dos años de su retiro demostró mantenerse en forma.

Tres semanas más tarde de aquella actuación ante asombrados 120.000 espectadores y sorprendidos pilotos de distintas épocas, Ayrton entregó aquella recordada demostración en Mónaco bajo la lluvia sobre el limitado Toleman, que sólo la anticipada culminación impidió rubricar con un sensacional triunfo ante el poderoso McLaren de Prost. Lo que no impidió fue su definitivo ingreso por la puerta grande de la Fórmula 1.

Por M.S.

 

-publicidad-

4 COMENTARIOS

  1. Para ser precisos………., ambos llegaron al aeropuerto de Frankfurt Main, Prost fue el que llegó primero y Ayrton desconocía como llegar al circuito, nunca habia corrido. Es correcto que fueron juntos en le mismo auto pero el manejaba era Prost.

    En una nota televisiva Prost contó tambien que hizo la pole con el 190 y Senna clasificó segundo pero al llegar a la primera curva lo mandó al medio del bosque y Prost quedó último.

    Después de esa carrera, John Surtes le escribió una carta al viejo Ferrari para que contrate a Ayrton porque lo vio manejar de una forma increible, los viejos videos muestran como usa toda la pista y los pianitos.

    En el museo del circuito que pude visitar, tambien esta en exhibición el viejo 190 que usó Ayrton con los calcos originales.

    «Senna, 10 años de magia en la Formula 1».

    • Exatamente Nuno. Talvez este ano e o anterior, tehnam marcado a transie7e3o do peredodo em que o piloto fazia mais diferene7a que o carro para o momento atual, o que evidencia ainda mais toda a habilidade de Senna, que tinha o carro nas me3os.Vale a pena lembrar que este ano e9 considerado por muitos como o melhor da carreira de Ayrton. Seria uma espe9cie de Alonso em 2012

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre