«DEJENME TRANQUILO, sé lo que hago», una frase que se tornará famosa. Fue el reto de Kimi Raikkonen a su equipo camino de la victoria en el GP de Abu Dhabi.

No es inesperado: se conoce el carácter desprejuiciado del finés, el mismo que cree que su personalidad es más propia de los pilotos de la década del ’70 que de la actualidad. Su segundo ingeniero de pista, Simon Rennie, estaba preocupado por la temperatura de los neumáticos del Lotus-Renault en la segunda neutralización de la carrera, cuando Kimi iba detrás del safety-car. La respuesta no fue la única muestra de raikonismo durante el domingo.

En el podio, lo encaró el ex piloto David Coulthard:

-publicidad-

-Kimi, tu primera Victoria desde el Grand Prix de Bélgica de 2009. ¿Estás contento?

No mucho, realmente

-La gente quiere saber cómo es ganar un Grand Prix.

-La última vez me mataron porque no sonreí mucho, así que esta vez acaso lo hagan y también, peo yo estoy contento por el equipo. Por mí también, pero sobre todo por el equipo.

En la conferencia de prensa posterior a la victoria, la preiodista Kate Walker le preguntó:

-Kimi, uno de los grandes momentos de la carrera fueron tus mensajes de radio.

-Ellos estaban tratando de ayudarme pero si vos repetís las mismas cosas dos veces por minuto, no soy tan estúpido como para no saber lo que estoy haciendo. Sé lo que estoy haciendo. Si necesito ayuda, la voy a pedir.

Sobre el final, un broche de oro:

-Kimi, ¿cómo vas a celebrar?

Tengo casi dos semanas (hasta el GP de Estados Unidos), y en tanto me las arregle para llegar a la próxima carrera, el equipo estará feliz. Trataré de pasar por casa en algún momento…

Mark Slade es el ingeniero de pista de Raikkonen en Lotus (antes Renault, antes Benetton, antes Toleman) y después de la carrera le dijo lo siguiente al diario finlandés Turun Sanomat:

-Hablamos mucho con Kimi durante la carrera. Es normal que cada tanto Kimi se caliente. Es su manera de decirnos que está completamente concentrado y en control de lo que hace.

Kimi le da la derecha a Eric Boullier, el director deportivo de Lotus; en la izquierda, la botellita de cerveza...

 Por el equipo de VA

6 COMENTARIOS

  1. Por fin volvió a ganar un piloto de carne y hueso. Tanta máquina sometida a mediciones y con discurso pregrabado cansan. Un grande, seguramente está «empapado en alcoholes» festejando por allí como él mismo lo dijo «en tanto me las arregle para llegar a la próxima carrera»

  2. Una cachetada de humanidad a la recontratecnificada Formula Uno…Y obvio que debe estar en pedo y con buenas minas…jajaja…Posiblemente no gane más o sí, pero, digo, tipos como éste nos convencen de que adentro del auto todavía va un humano…Vino, fué campeón, se fué, volvió y ganó…manda al carajo al jefe de equipo, chupa, se va de joda, auténtico por dónde se lo mire…ah!!! y está en la efe uno….lo digo por los «corderitos obedientes» que tenemos acá en el teshé….

Responder a Cuda Cancelar respuesta

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre