VOLVIÓ A GANAR AGUSTÍN CANAPINO

De punta a punta, sin cometer errores, bancándose la presión de su escolta e hilvanando un trío consecutivo de victorias en estas dos carreras del callejero santafesino más los 200 Km  de Buenos Aires, que consideraba una bisagra en el campeonato por la cantidad de puntos en juego. El Titán se los llevó todos y en el caso de la segunda en el callejero contó con la ayuda de la fortuna con el abandono de Facundo Ardusso, su escolta hasta la vuelta 20 cuando en la entrada de la chicana,  la rotura de la suspensión del Renault Fluence número 4 lo dejó contra el muro, sin puntos y con la resignada reflexión de «así son las carreras del callejero». Es cierto, así son la carreras. Muchas veces injustas, como lo fue con Facu, que merecía al menos los puntos del segundo lugar por ser el único que en las dos carreras que inquietó un poco al ganador.

Canapino mandó desde la primera curva y redondeó un fin de semana perfecto.

 

Pudo ser peor el desenlace del incidente. Porque Ardusso casi se lo lleva puesto a Canapino en su descontrolado andar tras la falla mecánica. Hubiese cambiado el desenlace de la carrera. “Me salvó que estaba en el medio de la chicana” contó Agustín. Otra mano de la estrella de la buena suerte para  el arrecifeño quien con la deserción de Ardusso  amplió la luz de la ventaja en el campeonato a 32 puntos  (169 a 137), los  mismos que distribuirá dentro de tres semanas la carrera de Toay, en La Pampa, donde Canapino no irá con este exitoso Chevrolet sino con el nuevo Cruze. Está claro que en las carreras no rige la premisa futbolera de “equipo que gana no se toca…”  Auto que gana puede cambiarse. Decisiones del marketing que encierran riesgos deportivos.

-publicidad-

“Es una decisión de la empresa y obviamente hay que aceptarla.  Es cierto que el rendimiento de este auto, tan contundente, puso muy alta la vara y será difícil superarla, pero esto también constituye un lindo desafío”  respondió Canapino en medio del vaivén, por las olas, del  catamarán  Costa Litoral sobre el que se instaló la sala de prensa. Con este doble éxito el Titan se sumó a Leonel Pernía (2009) y Néstor Girolami (2014)  en el selecto grupo que en el mismo fin de semana ganó las carreras nocturna y diurna en el callejero santafesino. “No sólo soy piloto de la noche…” comentó cuando el dialogo entró en el terreno de la distensión y el humor.

Sobre el Peugeot 408, Mariano Werner anduvo a los saltos en la chicana. El entrerriano repitió el cuarto lugar de la carrera nocturna.

 

Volvió a ganar Canapino, de punta a punta, pero en concordancia con el clima, la carrera no tuvo la frialdad que envolvió la del sábado por la noche. Resultó más entretenida porque hubo menos especulación al no tener, como el sábado otra carrera por delante y pocas horas después. Clave fue la actitud de los pilotos, no tanto en la lucha por la punta, donde puede entenderse alguna especulación de Ardusso ante Canapino, recordando que a sus espaldas estaban sus compañeros y rivales de Renault, sino un poco más atrás. Hubo un chapa a chapa emotivo entre  Facundo Chapur y Norberto Fontana, un áspero y prolongado duelo entre Matías Rossi y Damián Fineschi, roces al paredón como el del ganador y Carlos Merlo y otros sobrepasos con maniobras al límite. Un tramite que sirvió para consolidar la idea de mantener la carrera diurna, salvo que con otras opciones (mayor extensión, algún retoque al circuito) pueda potenciarse el interés de la carrera nocturna, el corazón del atractivo de esta fecha santafesina del Súper TC 2000

Hubiese sido lindo ver abierto el duelo entre  los pilotos de Renault, que anduvieron juntitos en el infructuoso intento de alcanzar al inalcanzable Canapino. Anduvieron juntitos, juntitos pero bien disciplinados por la orden bajada  de Alejandro Reggi, el director comercial de la marca, tanto a los pilotos de la estructura de Marcelo Ambrogio (Pernía ) como la de Sergio Polze (Spataro) de “ser sensatos” y  no “arriesgar en maniobra comprometidas”.  No les cayó muy bien a los destinatarios pero no les quedó otra que cumplirla en pos de prorrogar relaciones con el equipo que expirarán al final de esta temporada. Ambos se miraron con recelo y no se hablaron ni en el podio ni en la conferencia de prensa  tras el roce en la última vuelta. Una situación que por encima de las ordenes confirmó la vigencia de una rivalidad que no es nueva.

Emi expresó su disgusto con un sugestivo “el sábado tenía más auto que Ardusso”. Por su lado, Pernía lo hizo con su gesto serio y la rápida salida de la sala de prensa. Todo sea en función del trabajo de equipo y su consolidación en los campeonato de Marcas y Equipos que muestran como líderes a la gente del rombo. Tal vez, estos sean los grandes objetivos a los que apunten, viendo que el de Pilotos, el más trascendente, está cada vez más lejos.

 

Por Miguel Sebastián (Especial desde Santa Fé)

Fotos: AIF y Prensa Peugeot

-publicidad-

6 COMENTARIOS

  1. muy pocas carreras el domingo ,solo el tc2000 y los fiat que corrieron 10 vueltitas y se cumplio el maximo de tiempo. la verdad muy pobre el evento en sí, y muy cara la entrada por lo ofrecido…

  2. Todo muy lindo pero las carreras en Santa Fe son un embole intergaláctico. Hagan un desfile de autos ahí y vayan a correr a un autódromo…

  3. Terrible aburrimiento. A mi me parece cada vez más angosto… e imposible pasar sin chocarse,lamentable fue la trasmisión, los periodistas tratando de darle «ritmo» y emoción a la carrera que no se reflejaba en la pantalla.

  4. Payasada importante lo del «callejero»…Todo mal…la carrera, el circuito, la televisación, la categorìa….los pilotos y las fábricas que se prestan a una farsa pseudo automovilistica…y lo quieren comparar con Mónaco!!!! Por favor!!…

  5. Pasa lo mismo con el espectaculo que con los motores radical: demostraron pobres resultados desde el primer día pero la gente y las empresas año tras año vuelven a creer esperanzados de que algo cambie.

    «Dificilmente intentando una y otra vez lo mismo, se obtengan distintos resultados»

  6. Coincido aca en gral….PAUPERRIMO espectaculo, un desfile de autos que ni el «super motor v8» anda como se debe….una mentira 100%, un claro negocio de marketing de las fabricas…en lugar de notas con pilotos por opiniones deportivas solo se hacen notas a la farandulezca imagen de los directivos de cada marca…tiene todo de negocios y marketing y CERO de lo que esperamos ver…y digo mas…el TC mas alla que no tiene fabricas atras…ya no me dan ganas de verlo, la carrera de rafaela fue mucho menos de lo que esperaba…van por la plata los pilotos, solo 5 aceleran en serio…al final siempre la mejor nacional es el tn…por ahora…lo de los periodistas de carbu…otra mentira

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre