RED BULL HACE TODO LO QUE PUEDE para mantener dentro de los cánones a Sebastian Vettel. Inclusive apelar a herramientas inusuales para evitar que el campeón rife su cuarta corona al hilo…

Sucedió en el último Grand Prix de Canadá, en Montreal. Con el beneficio del aire limpio, logrado a partir de largar en pole-position y mantener la vanguardia, y la ausencia de curvas de alta velocidad y largo tendido, que complican el uso que el RB9-Renault hace de las cubiertas Pirelli, Vettel detentaba un liderazgo impresionante, a prueba de arrestos.

Pero el tricampeón del mundo no se conforma solo con victorias (lleva 29 en 108 carreras, es ya el sexto piloto más ganador de la historia del Mundial, 24 de ellas del 2010 hasta hoy) y con poles-position (suma ya 39, de las cuales 34 las consiguió en los últimos 65 Grands Prix) también sale a buscar records de vuelta, un rubro en el que las estadísticas no lo muestran tan poderoso: marcó apenas 18 en su campaña…

-publicidad-

Por eso, tan dominante en Canadá, quiso quedarse también con esa marca para lograr una victoria completa, con pole, record de vuelta y de punta a punta… Lo fue bajando progresivamente mientras se vaciaba el tanque de combustible, marcó 1m16s561 en el giro 55 y fue por más…

Triunfo número 29 para Vettel en Canadá, aunque no sin bemoles...

En el kiosquito de boxes, Christian Horner, el director deportivo de la escuadra, seguía los parciales de la vuelta y se agitó con preocupación cuando vio aparecer el color púrpura en el primero. Vettel, que no tenía necesidad de ir más rápido, aceleraba con todo.

Controlalo -le pidió Horner, por radio, a Guillaume Rocquelin, «Rocky», el ingeniero de pista de Vettel.

Entonces el ingeniero pulsó el botón de su radio y emitió un escueto mensaje:

-Mónaco ’88. Senna.

Horner pensó: «Eso podría funcionar». ¿Cita adecuada para la ocasión?. En el GP de Mónaco de 1988, un cuarto de siglo atrás, Ayrton Senna había marcado la pole-position por 1s4 de ventaja sobre Alain Prost, y había amasado una diferencia de casi un minuto cuando chocó contra el guard-rail, arrancando una derrota de las fauces de la victoria…

-¡Está bien, está bien, solo estoy bromeando!-respondió Vettel.

El segundo sector fue púrpura también. «Y después levantó» concede Horner.

RedBull apeló a la historia para asegurarse el triunfo. Y Vettel, que no había cumplido siquiera un año el día en que Senna rifó su éxito, comprendió. Pero la lección pudo salir mal.

Senna andaba tan rápido con tamaña ventaja que Ron Dennis, el team principal de McLaren, le pidió por radio que bajara el ritmo; el brasileño obedeció y Prost le descontó, en una sola vuelta, seis segundos. Fuera de ritmo, Senna perdió la concentración y embistió el guard-rail. ¿Qué hubiera pasado en caso de que el alemán hubiera sido afectado de manera similar por el reclamo?

httpv://youtu.be/eRgYuv6kosI

Corolario: Vettel no bajó más su record. El suyo terminó siendo el quinto giro más rápido del Grand Prix. En los dos últimos giros (números 69 y 70), Fernando Alonso, Lewis Hamilton y Nico Rosberg mejoraron ese tiempo, y también su compañero de equipo, Mark Webber, que con 1m16s182 se quedó, finalmente, con el record de vuelta…

Por el equipo de VA (Fuente: BBC)

Foto: Pirelli

 

 

 

 

 

 

-publicidad-

3 COMENTARIOS

  1. Muy buena historia, el alemán deja la sensación de que es un animal que corre a fuerza de instinto, coraje y precisión pero con esto demuestra ser además muy inteligente. Sensacional la respuesta «esta bien, esta bien, solo estoy bromeando…» si el tipo «bromea» bajando tiempos de vuelta sin necesidad de hacerlo, entonces toma mucho sentido lo que logra cuando trabaja seriamente.

  2. En un libro de un periodista portugues que ahora no recuerdo, el mismo comentaba que Senna de al calentura que tenia se fue derecho caminando hasta su departamento de Monaco cuando se fue antes de entrar al tunel. El mismo dijo que venia pensando como iba a festejar. Le habia dicho a su mucama que no le abriera a nadie la puerta hasta que regrese. La mucama estaba mirando la carrera y y veia como su patron pasaba a fondo a metros de su casa.

    Estuvo mas de dos horas sin hacer caso a los timbrazos que tocaban para acceder al edificio, no podia ser nunca su patron si era el mismo que habia estado viendo por televisión como le estaba dando una paliza a Prost.

    Ron Dennis estuvo horas diciendo que ya iba a aparecer hasta que terminó reconociendo que no tenia ni la menor idea donde estaba Senna.

    A Senna lo encontraron vestido como piloto tirado en el hall de entrada esperando que le habran.

  3. un dia de perros para el pobre senna. sobre vettel, esta entrenadísimo por psicólogos deportivos y simulador. es una máquina perfecta. es schumacher mejorado. lo malo es que, de tanta ambición que tiene, a veces no lo pueden parar. a los puristas los debe enamorar. a los más realistas, no les va a cerrar del todo y van a tener sus dudas. pero los 3 campeonatos ya lo metierob en la historia.

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre