TERMINÓ UNO Y AL TOQUE, OTRO CAMPEONATO.

Era esperado y finalmente se dio. Hay para contar menos de 20 autos en la grilla que el Súper TC 2000 presenta el fin de semana en el Gálvez, en el arranque de su temporada 2021. Son concretamente 17 de no surgir alguna baja o alta a último momento. Contemos,  4 Toyota (Rossi, Santero, Barrichello y Vivian), 4 Renault (Pernía, Fineschi, Milla y Cingolani), 4 Honda (Ardusso, Yannantuoni, Rosso y Sapag), 3 Chevrolet (Canapino, Llaver y Gagliardi) y 2 Citroen (Ciarrocchi y Garriz).

Marcelo Ciarrocchi y Juan José Garriz, los pilotos de los Citroen que presenta el equipo FDC dirigido por Javier Ciabbatari  en el inicio de la temporada. Habrá un tercer auto a partir de al tercera fechca.

Lejos, pese a que apenas pasaron poco menos de seis meses, quedó la auspiciosa imagen de la grilla de 23 autos alienados en el comienzo del atípico campeonato 2020, finalizado hace apenas un mes con 20 autos.

-publicidad-

Desde aquel  septiembre 2020 al actual marzo 2021, el Súper sufrió las bajas de los tres Cronos del equipo Fiat, los dos Toyota del Midas Competición,  el Chevrolet de Luciano Monti, integrado desde la actual temporada como responsable técnico de Honda y un Citroen del FDC. Siete autos, o sea un 30,43 % de aquel parque inicial. Mucho, demasiado para por ahora ser compensado con la única llegada de un tercer Chevrolet.

La llegada de Facundo Ardusso reforzó el equipo Honda que completan Fabian Yannantuoni, Juan Angel Rpsso y Manuel Sapag, otra de las caras nuevas de la formación a cargo de Víctor Rosso.

Es lo que hay y hay que aceptarlo al menos para el primer par de carreras en el Gálvez. Para la tercera, sin escenario hasta ahora conocido, se habla que saldrán a la pista esos dos Toyota que fueron del Midas, ahora en manos del equipo Pfening. Uno para el promisorio Ian Reutemann, sobrino nieto del Lole, quien así ocupará uno de los pocos fines de semana que le quedan libre, entre sus participaciones en el Top Race y TC Pista. También puede aparecer en cualquier momento un cuarto Chevrolet, Nicolás Moscardini podría sentarse en alguno de esos autos.

Si bien no es nutrida, la lista de pilotos muestra interesantes novedades. Por ejemplo, ver con el buzo blanco de Honda a Facundo Ardusso tras cinco años con el amarillo y negro de Renault. Con esos colores vemos dentro de las filas del rombo el regreso de Damián Fineschi y el debut de Tomás Cingolani, hijo de Daniel, el campeón 2000 de la categoría. Otro retorno es el de Tomás Gagliardi a Chevrolet.

Tomás Cingolani, la nueva cara que muestra el Súper. Llega precedido de una interesante campaña en el TC 2000 (subcampeón 2020) y conduce el cuarto Fluence del equipo Renault.

Como gran esperanza para mejorar sus espectáculos y atenuar sus flacas grillas, el Súper posee una carta que desde hace años tenía en la manga pero no se animaba a soltar. Es el famoso y tan hablado «Push to pass», el sistema que permite por unos segundos lograr una potencia extra de aproximados 40hp, que dan la posibilidad de generar superaciones y pueden deparar otras alternativas. Desde sus lejanos tiempos de presidente de la categoría (se fue a fines del 2015), Pablo Peón lo prometía y promocionaba en sus habituales charlas sabatinas, como la receta para tener carreras más interesantes y con sobrepasos. Ahora le llegó el momento de demostrarlo con los hechos. Pablo lo sabe, seguro…

-publicidad-

3 COMENTARIOS

  1. Penoso lo de los 17 autos, habrá que juntar a los de TC2000 y que corran todos juntos, no quedará otra.
    El push to pass puede ser interesante pero también castigar más estos motores improvisados que han mostrado una falta de confiabilidad (además de la falta de sonido) alarmante. Un VW Golf R con ese motor estándar está en 310/320 CV, y estos apenas tienen 370 CV, lo que demuestra que son casi de serie, hasta carter húmedo tienen.
    Saludos.

Responder a Guillermo Cancelar respuesta

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre